Noticias

Diputados resaltan importancia de las políticas públicas a favor del control del tabaco

Urge uniformidad en la legislación y aplicación de políticas públicas para el control del tabaco

Necesario incrementar los impuestos al tabaco

La Comisión de Salud de la LXII Legislatura de la Cámara de Diputados llevó a cabo el foro legislativo 100% Libre de humo, 100% Salud para compartir información acerca de los avances y deficiencias en cuanto a las políticas públicas para el control del tabaco en México, especialmente la designación de espacios libres de humo de tabaco en lugares públicos.

Artículos relacionados

El foro contó con la participación de los diputados Isaías Cortés Berumen, Francisco Fernández Clamont y Carla Padilla Ramos de la Comisión de Salud, y Fernando Cuéllar Reyes de la Comisión de Crédito y Hacienda Pública; además de Magdalena Patlán directora de proyectos especiales técnicos de la Secretaría de Salud del Distrito Federal, y la Dra. Myriam Reynales Shigematsu, jefa de investigación en tabaquismo del Instituto Nacional de Salud Pública. Representando a la sociedad civil, participaron Erick Antonio Ochoa, director de iniciativas para el control del tabaco de la Fundación InterAmericana del Corazón México (FIC) y Juan Núñez Guadarrama, coordinador de la Alianza Nacional para el Control del Tabaco (ALIENTO).

El enfoque principal radicó en lo referente a la legislación de los espacios 100% libres de humo de tabaco, ya que es una medida que protege a toda la población del humo de terceros. Algunos estados han legislado al respecto, pero no existe una legislación nacional al respecto. Actualmente sólo el DF, Tabasco, Morelos, Veracruz, Zacatecas, Nuevo León, Baja California y el Estado de México cuentan con reglamentos para estos espacios.

“Gracias a legisladores comprometidos como los aquí presentes podemos avanzar en estos pendientes. Hay iniciativas ya presentadas muy interesantes, como la de la senadora Maki Ortíz o más recientemente la senadora Gabriela Cuevas, y todavía se vienen más, como la que presentará próximamente el diputado Francisco Javier Fernández Clamont, quien nos convocó a este foro” expresó Erick Antonio Ochoa, director de iniciativas para el control del tabaco de FIC.

De igual forma, señaló que hace algunos años, México tenía un futuro prometedor como líder en políticas públicas para el control del tabaco en el mundo. Además de ratificar antes que ningún otro país el Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco (CMCT), texto que el Senado ratificó el 28 de mayo de 2004, nuestro país dio un paso fundamental en 2008 con la aprobación de espacios libres de humo en el Distrito Federal, en su momento la ciudad más grande del mundo con legislación de este tipo.

Sin embargo, lo que parecía un camino trazado hacia mejores condiciones de salud para los mexicanos ha devenido historia de claroscuros. La Ley General para el Control del Tabaco es deficiente ya que permite fumar en espacios públicos cerrados y áreas interiores de trabajo, a diferencia de 17 países de América Latina y el Caribe que son 100% libres de humo. Además, la ley no prohíbe totalmente la publicidad y promoción, las advertencias sanitarias en las cajetillas son pequeñas en comparación de otros países como Brasil y Uruguay, y el control en los puntos de venta es casi inexistente, acotó Erick Antonio Ochoa.

Durante su participación, el diputado Francisco Fernández Clamont, secretario de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, resaltó que el tabaquismo es un grave problema para nuestro sistema de salud y para el erario público por la gran cantidad de recursos que implica el tratamiento de las enfermedades asociadas. El diputado se comprometió en hacer cumplir cabalmente con el CMCT, dándole continuidad a este esfuerzo a la iniciativa de llevar los espacios 100% libres de humo de tabaco a nivel nacional. El presidente de la Comisión de Salud, el diputado Isaías Cortés Berumen declaró estar a favor de un incremento a los impuestos especiales a productos de tabaco, ya que ha resultado una excelente estrategia para la recaudación y para el combate al tabaquismo.

Por su parte, Juan Núñez Guadarrama, coordinador de ALIENTO, comentó que la conjunción de esfuerzos de legisladores, investigadores, funcionarios de salud e integrantes de organizaciones sociales en torno al control del tabaco, ha quedado manifiesta una vez más, con la celebración del foro 100%  Libre de Humo, 100% Salud, que reiteró la pertinencia de establecer la prohibición de fumar en todos los espacios públicos de convivencia, recreación, trabajo o estudio del país.

En México, cada año mueren 66 mil personas por padecimientos asociados al tabaquismo lo que genera gastos superiores a los 45 mil millones de pesos por atender padecimientos relacionados a este mal. El artículo 8 del CMCT establece la necesidad de proteger a la población, fumadores y no fumadores, de la exposición al humo del tabaco. En este sentido, los espacios 100% libres de humo de tabaco han demostrado ser efectivos para desincentivar el consumo y son la mejor medida para proteger a los no fumadores, en especial a los niños, de los daños del tabaco.

Los panelistas disiparon la idea de que las medidas para el control del tabaco atenten contra el comercio y la economía mexicana, ya que los múltiples beneficios económicos, comerciales, de productividad y de salud pública de que cada vez menos mexicanos consuman estos productos rebasan por mucho cualquier efecto negativo que éstas puedan tener. Un claro ejemplo de éstos beneficios es la recaudación fiscal por concepto del IEPS a productos de tabaco, el cual, de acuerdo a los datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, desde la implementación del impuesto de 7 pesos por cajetilla en enero de 2011 y hasta agosto de 2012, se habían recaudado 46 mil 891 millones de pesos.

“En el marco de una reforma fiscal integral, como la que se prevé este año, dejar fuera de la discusión la posibilidad de incrementar e indexar los impuestos al tabaco, como lo recomienda la Organización Mundial de la Salud, sería un grave error. Necesitamos reforzar la política fiscal de estos productos para disminuir eficazmente la carga de enfermedad y muerte que deja para el país, pero sobre todo para alejar a niñas, niños y adolescentes del inicio temprano de una adicción que puede agravarse con otras” afirmó Erick Antonio Ochoa, director de iniciativas para el control del tabaco de FIC.

 

Países libres de humo en América Latina: Uruguay (2005/2008), Panamá (2008), Canadá (2008), Guatemala (2008), Colombia (2008/2009), Trinidad y Tobago (2009), Perú (2010), Honduras (2010), Barbados (2010), Venezuela (2011), Argentina (2011), Ecuador (2011), Brasil (2011), Costa Rica (2012), Chile (2012), Surinam (2013), Jamaica (2013).

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button