Noticias

La Esquina del Blues y otras músicas:

Este año se celebra el centenario del natalicio de Benjamin Britten (1913-1976), uno de los más importantes compositores británicos. A lo largo de 2013 se han realizado diversos homenajes dedicados al también director de orquesta y pianista. 

Entre ellos, pueden citarse los realizados por la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México y el ciclo de sesiones de escucha dirigida, que tuvo lugar en la Fonoteca Nacional, en el que el director musical de la Offenbach Operetta Studio, André Dos Santos, presentó una selección de archivos sonoros que ponen de manifiesto la variedad y amplitud de sus obras, así como una aplicación gratuita que desarrolló la Fundación Britten Pears en la que a través de juegos interactivos de creación musical, se proporciona información sobre la vida y obra  de este autor.

Como parte de estas celebraciones y con la finalidad de difundir el trabajo que realiza la Offenbach Operetta Studio, el maestro Dos Santos, en la última sesión del ciclo, efectuada el martes 17 de septiembre, habló sobre el proceso creativo realizado para poner en escena la ópera de cámara “La violación de Lucrecia”, que se estrenará el viernes 20 de septiembre en el Teatro Julio Castillo, del Centro Cultural Del Bosque.

Artículos relacionados

En esta sesión, el director musical de la Offenbach Operetta Studio  analizó detalladamente los elementos musicales que conforman esa pieza de Britten, considerada como una de las más accesibles al público. Explicó a los asistentes que a diferencia de otras obras, no cuenta con elementos dodecafónicos. Sin embargo, existen una serie de notas que conforman un tema, el de Lucrecia, que obsesivamente se repite incluso de manera imperceptible durante casi toda la ópera.

También y como reminiscencia del teatro griego, hay un coro de voces masculinas y otro femenino, que se encargan de describir las acciones de los personajes, y además usa otros elementos como el acompañamiento de la voz hablada en una especie de recitativo o rap, y el trabajo de algunos instrumentos musicales o la sección de percusiones, para destacar algunas escenas de la trama.

Aunque “La violación de Lucrecia” es una obra que se compuso en 1945, es una pieza que sigue vigente, no sólo por el mensaje político que transmite, sino también por su crudeza, por la exposición de los valores humanos, el amor puro, la fidelidad, y porque convoca al público a reflexionar sobre la justicia,  la ética y la virtud.

 

“La violación de Lucrecia”, con libreto de Roland Duncan, dirección musical de André Dos Santos y dirección escénica de Oswaldo Martín del Campo, se presentará en breve temporada el viernes 20 de septiembre a las 20 horas, el sábado 21 a las 19 horas y el domingo 22, a las 18 horas en el Teatro Julio Castillo, Centro Cultural del Bosque, Paseo de la Reforma y Campo Marte, Col. Chapultepec-Polanco Del. Miguel Hidalgo,  México,  DF  11560. Los boletos están disponibles en la taquilla y en el Sistema Ticketmaster.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button