Noticias

“Así son ellas y ellos” celebra a La Muerte

Los mexicanos celebramos a la muerte. Los primeros días de noviembre en todo el país se realizan ceremonias que son una costumbre ancestral: una mezcla de tradiciones católicas y prehispánicas.

A la muerte le cantamos, le bailamos, le preparamos manjares, le hacemos corridos, le declaramos poemas, le contamos cuentos. Es el personaje principal de muchas novelas, nos burlamos de ella y hasta nos la comemos en calaveritas de dulce, de chocolate, de amaranto y de camote.

Hay quienes dicen que esta fiesta empieza desde el 28 de octubre, en que se rinde homenaje a las personas que mueren trágicamente. El 30 y el 31 se dedica a los que no fueron bautizados y a los recién nacidos que no recibieron el sacramento del bautizo. El 1º. de noviembre, es para los inocentes. “Los muertos chiquitos”. Y también aquellos adultos que llevaron una vida ejemplar y finalmente, el 2 de noviembre se destina a todos los demás difuntos.

A pesar de la influencia de tradiciones extranjeras, la celebración del Día de Muertos cada año resurge y se fortalece. Son innumerables las ofrendas, altares, exposiciones y eventos artístico-culturales que sobre este tema se realizan y entre ellas, cobra importancia el trabajo que lleva a cabo el grupo cultural “Así son ellas y ellos”, en el que varias disciplinas se conjugan para lograr un espectáculo en que tiene como objetivo preservar las costumbres mexicanas.

Cuatro cuentacuentos, dos músicos y una cantante, conforman esta compañía que se creó hace diez años y que además de contar con música original, arreglos a canciones populares mexicanas, y piezas que les comparte una agrupación hermana, “Itacate de Cuentos”, retoma historias que se han conservado a partir de la tradición oral y algunos cuentos de diversos autores, para que la gente los conozca y se mantengan vigentes.

A3_523364473.jpg

Para esta temporada, Así son ellas y ellos ofreció un espectáculo en el que a través de la narración de algunas historias, condujeron a los asistentes a través de un viaje en el imaginario de la muerte, que tuvo como puntos importantes en ese recorrido, el refranero y el cancionero popular mexianos, así como la explicación del significado de los objetos que se colocan en las ofrendas que en casi todos los hogares de este país se colocan en esta fecha.

La sal, las velas, las flores, el agua, los retratos de los seres queridos que ya partieron, el guisado, el pan, el trago, el café, el tabaco, las golosinas y los juguetes, son algunos elementos que se encuentran en las ofrendas y que tienen como objetivo hacer saber a nuestros difuntos, que no dejamos de recordarlos.

Entre cuento y cuento, Así son ellas y ellos se refirieron a las distintas acepciones que se le da a la muerte y al morir. Así, en un juguetona celebración, señalaron que referirse a alguien que muere tiene varios sinónimos: “colgó los tenis”, “agarró pista”, “se petateó”, “felpó”, etcétera.

A2_700192868.jpg

Todos vamos morir algún día, menos “El güilo”, personaje de un cuento de Ignacio Morúa, y que según narraron, astutamente engañó a la muerte. También explicaron que hay quienes no la libran, y para ejemplificarlo la historia del incrédulo Juan Martínez y la narración de “El huacal”.

En este esfuerzo por conservar y difundir las historias que se transmiten oralmente de generación en generación, los integrantes de la agrupación conformada por Óscar Contreras en el violín, guitarra, voz y efectos, Pepe de Santiago en la guitarra; la cantante Pastora Samperio y las cuenta cuentos Martha Treviño, Matilde Samperio y Mercedes Hernández, logran un espectáculo de integración de las artes que puede ser modificado o diseñado de acuerdo con la temporada.

De esta forma, para la conmemoración de la Revolución Mexicana, Así son ellas y ellos, dispone de la presentación “La muerte me pela los dientes”. Y para los enamorados, cuenta con los espectáculos “El amor y las mujeres de Mario Benedetti” y “Jaime Sabines y otros amores”, así como “Divagaciones eróticas para amantes juguetones”. También está “Lotería, palabra y canto”, por citar algunos y funciones dedicadas a público infantil.

Para finalizar este evento en honor a la “Pelona”, se llevó a cabo una animada tertulia, donde los antojitos, la buena bebida, la inigualable charla y las anécdotas de los participantes fueron amenizadas por un excelente grupo de músicos encabezados por su anfitrión y versátil  pianista Agustín García. 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button