Noticias

“Tres disparos…Blanca Mart, Porfirio Romo y Ricardo Wolffer”

El pasado 30 de octubre se presentó en el Museo de San Carlos el libro “Tres disparos” publicado por L.D. Books, de Editorial Lectorum. Esta editorial mexicana se ha destacado en el mercado mexicano por apostar a los autores nacionales. Si bien de los tres literatos que aparecen en el libro (uno por cada “disparo” literario) una es española, Blanca Mart, su quehacer literario ha sido destacadamente mexicano, con varios libros publicados en nuestro país e, incluso, con la creación de una editorial que ha publicado varios libros en nuestro país.

Porfirio Romo, autor casi nuevo a pesar de su larga trayectoria editorial, se inicia en la literatura policiaca con dos cuentos de elegante prosa. Situados fuera de México, el autor nos lleva por una literatura policiaca sutil, pero no carente de sangre.

Para completar el tercio, Ricardo Guzmán Wolffer presenta la novela corta “Que vivas feliz en tu tumba”, donde la procuración de justicia no queda muy bien parada. Con un lenguaje muy popular, por momento de doble sentido o francamente procaz, nos narra cómo un juicio de arrendamiento puede llevar al abogado, cliente y policías involucrados a una psicodélica aventura donde los horrores lovecraftianos nos suenan muy conocidos, a pesar de situarse en el panteón de Iztapalapa o en la Agencia del Ministerio Público de su preferencia. Un libro para recordar que la literatura policiaca nacional tiene muchas variantes.

Artículos relacionados

Durante la presentación en el imponente Museo de San Carlos, donde lució la noche de “miércoles de museos”, estuvieron los autores Porfirio Romo y Ricardo Guzmán Wolffer, acompañados del pionero del cyberpunk nacional, Gerardo Horacio Porcayo. Ante los comentarios de unos y la lectura de otro, el público disfrutó de una hora de comentarios sobre literatura y recordó que en México esta puede ser literatura costumbrista. El público se presentó a pesar de la dificultad para llegar por el plantón de maestros en el Monumento a la Revolución. Pudo más el afán por la cultura que las dificultades viales.

Con eventos como este, el Museo de San Carlos sigue estando vivo y en mejor forma que nunca, gracias a los esfuerzos de la actual dirección y sus ayudantes, quienes no sólo consiguen exposiciones importantes sino que buscan integrar a la comunidad circundante a los eventos culturales de primer nivel que ofrece este magnífico museo, único por su arquitectura y piezas permanentes.

 

 

 

 

 

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button