Noticias

Más de 550 millones de diabéticos en el mundo en 2013

En el marco de la conmemoración del Día Mundial de la Diabetes se dio a conocer que hay 382 millones de diagnosticados con la enfermedad en el mundo, y que se estima que aproximadamente 46 por ciento de esta cifra son personas que no han sido diagnosticadas; en otras palabras, entre unos y otros suman más de 550 millones de diabéticos en el orbe.

Durante el evento realizado en la Ciudad de México, Gisela Ayala, directora ejecutiva de la Federación Mexicana de Diabetes (FMD), hizo mención que el dato más reciente presentado por la IDF para esta conmemoración a nivel mundial arroja que nuestro país ocupa el sexto lugar en número de diabéticos a nivel mundial, y que los primeros tres sitios son de China, India y Estados Unidos, en ese orden.

En el mismo informe se mostró que México alrededor de seis mil 200 mexicanos entre 0 y 14 años son diagnosticados con diabetes tipo I al año, según el Atlas de Información de este año de la Federación Internacional de Diabetes (IDF, por sus siglas en inglés).

Artículos relacionados

Estadísticas de la Organización Mundial de la Salud indican que el riesgo de mortalidad por diabetes tipo I es seis veces mayor en niños y siete veces mayor en niñas comparados con la población infantil en general.

“Los datos sobre diabetes en niños que se obtienen por primera vez del Atlas de la IDF nos arrojan luz sobre una problemática de la que no se tienen registros precisos en el país, pues los casos de diabetes tipo I suelen acumularse a la contabilización de pacientes con diabetes tipo II”, acotó Ana Terán, presidenta de la Fundación Investigación en Diabetes, A.C (FIND).

Asimismo, indicó que en edades tempranas el riesgo de desarrollar diabetes tipo I es más alto que el resto de las enfermedades crónicas; sin embargo, que no se cuenta a nivel nacional con un registro que retrate la situación, así como los niveles de control y avances que presentan las personas con esta condición.

Puntualizó que es responsabilidad de los papás fomentar en sus hijos una cultura de hábitos más sanos, en los que se incluya la práctica deportiva, una alimentación adecuada y disciplina en el tratamiento médico.

“Como padres de niños con diabetes re-aprendemos a comer, nos educamos en cómo inyectar y medir la glucosa. Los niños tienen inquietudes y actividades cotidianas como cualquier otro chico. Ellos pueden llevar una vida normal siempre y cuando su familia los apoye.

“En las escuelas hay mucha resistencia para que los niños con diabetes sean aceptados, sobre todo en las públicas en donde no hay una cultura y educación sobre este padecimiento; como desconocen el tema, directivos y maestros tienen miedo. FIND puede explicarles lo que sucede con los pacientes y puedan entenderlos, así como actuar a tiempo”, reiteró Ana Terán.

Finalmente, Gisela Ayala hizo hincapié en que los niños tienen las mismas oportunidades para desarrollarse como cualquier persona, tienen las mismas capacidades para estudiar, hacer ejercicio con los debidos cuidados, así como divertirse y crecer como todos los compañeros del grupo.

“Estamos hablando de niños o jóvenes que desarrollan una condición de salud en la que el cuerpo no produce insulina, por lo que su control y cuidado depende casi en su totalidad de ellos mismos y de sus familiares; sin embargo, directivos y maestros de escuelas no saben cómo actuar ante una situación de cuidados específicos hacia los niños”.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button