Noticias

“Pemex debe ser una empresa de clase mundial”: Miguel Arturo Flores Contreras, combatiente sindical

 

  • Asiste al Club de Periodistas de México
  • Comparte la mesa con profesionales de la comunicación

 

Al declarar, que los obreros de Petróleos Mexicanos (Pemex) han de ser celosos guardianes de su industria y fuente de trabajo, el líder del insurgente movimiento Petroleros Activos en Evolución Por un México Nuevo, Miguel Arturo Flores Contreras  -quien aboga y combate por la renovación democrática de la dirigencia del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM)-  proclamó que debe dejarse de lado la retórica y hacer realidad el imperativo de que el petróleo sea patrimonio de todos los mexicanos.

El joven e impetuoso activista de la disidencia más fortalecida y promisoria en el interior del STPRM -acompañado de representantes de 28 de las 36 secciones sindicales y algunos presidentes municipales, y empleados de confianza de Pemex-, postuló que es llegada la hora de que la paraestatal  se constituya en una empresa de clase mundial y se integre al proceso modernizador de la economía global, sustentada en los principios de productividad y competitividad.

Eso implica, afirmó Flores Contreras, que la nueva generación de jóvenes mexicanos vea sus expectativas satisfechas con capacitación profesional, científica y tecnológica, y su incorporación al régimen laboral de la gran empresa, insignia de la economía nacional y nacionalista, que transita por una prometedora actualización en su estatuto constitucional.

Esos nuevos talentos serán beneficiarios de un fideicomiso sindical que procurará su formación en instituciones de educación superior nacionales y extranjeras para asegurar su excelencia productiva, anunció el tamaulipeco que aspira al ingreso a la dirigencia nacional del sindicato, conducida con profesionalismo, responsabilidad y honestidad.

Flores Contreras, quien lucha por una moderna institucionalidad en las relaciones obrero-patronales y la vinculación del sector energético  con una demandante sociedad, para repartir con equidad la renta petrolera, expuso su proyecto de liderazgo en un encuentro sostenido en el Club de Periodistas de México, al que asistieron profesionales de la comunicación y delegaciones sociales y políticas.

En su exposición, Flores Contreras argumentó que México no puede permanecer aislado del vertiginoso proceso de modernización económica mundial y que deben desterrarse prejuicios para que la inversión privada contribuya al desarrollo nacional.

Después de que la secretaria general del Club de Periodistas de México, Celeste Sáenz de Miera saludó cordial y solidariamente a los dirigentes de la disidencia sindical, el presidente de la institución periodística Mario Méndez Acosta hizo votos porque la respetable labor de los trabajadores petroleros tenga como guía el patriotismo que caracterizó la nacionalización y consolidación de la industria petrolera.

En un sumario de su plan de acción sindical, Flores Contreras, quien inició su campaña regeneradora hace cinco años, puso el acento en las siguientes ideas-fuerza:

1) restructuración general del sindicato de trabajadores petroleros;

2) inducir la institución de una nueva cultura laboral;

3) respeto a los derechos contractuales y a las conquistas históricas de la clase trabajadora;

4) concertar con Pemex una relación armónica que se traduzca en avances en los imperativos  de seguridad en el trabajo,  productividad y servicio a la sociedad;

5) hacer del sindicato actor fundamental en la generación de empleos estables que contribuyan al abatimiento de la pobreza;

6) impulso a la formación de cooperativas y unidades productivas que mantengan la continuidad de la vida productiva de los trabajadores jubilados, con perspectiva social;

7) comprometer a la industria petrolera en la respuesta a los retos de mejoramiento de la explotación del subsuelo y el cuidado del medio ambiente.

México, dijo Flores Contreras, no puede esperar, y los trabajadores petroleros “tampoco podemos esperar. Nuestro gremio y la empresa debemos responder a los desafíos planteados por las nuevas reformas constitucionales como la nación lo demanda”.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button