Noticias

Cómo resolver las necesidades del campo en el Distrito Federal Decidiendo Juntos

Hace un poco más de cuatro meses se instaló el Gabinete de Desarrollo Rural del Distrito Federal, que se tradujo en un referente a nivel nacional, pues es el primero en su tipo destinado a diseñar nuevas políticas públicas a favor de toda la cadena productiva en la zona rural de la Ciudad de México.

En el Distrito Federal trabajan en las labores del campo cerca de 35 mil personas en 30 mil hectáreas de territorio, con una producción de 450 mil toneladas de hortalizas y ornamentales, así como 19 mil toneladas de productos pecuarios.

Sin embargo, la mayoría de esta población no cuenta con un seguro público ni privado para proteger su producción, ante las contingencias ambientales que en lugar de ser atípicas, ahora son cada vez más típicas debido al cambio climático.

Los primeros días del mes de marzo de este año, se registró lo que los abuelos llamaban la Helada Negra, que devastó más de 4 mil 350 hectáreas de cultivo de nopal verdura, diferentes tipos de hortalizas como brócoli, romero, acelga, verdolaga, espinaca y rábano, entre otras, y ornamentales, en las delegaciones Tláhuac, Milpa Alta, Tlalpan y Xochimilco, dejando sin ingresos a miles de productores y jornaleros del campo capitalino.

Es por eso, que como una política pública innovadora para enfrentar estas contingencias meteorológicas, el Jefe de Gobierno del Distrito Federal, Dr. Miguel Ángel Mancera, instruyó a la SEDEREC, para que realizara un padrón de los jornaleros que se quedaron sin trabajo al perder sus cosechas, a fin de afiliarlos a un Seguro de Desempleo, que se logró gracias a un convenio entre la Secretaría del Trabajo y Fomento al Empleo del Distrito Federal y la SEDEREC.

El pasado 28 de octubre se entregaron los primeros mil Seguros de Desempleo Agrícola, que beneficiaron a la misma cantidad de campesinos, quienes recibirán un salario mínimo mensual hasta por seis meses, para aliviar un poco la afectación en la economía de sus respectivas familias.

De esta manera, cada campesino recibirá mil 942 pesos al mes, para un total de 11 mil 656 en los seis meses, que en comparación con algunos seguros de la federación, representa un aumento importante, pues éstos alcanzaron en algunos casos sólo un monto máximo de dos mil pesos por la cosecha perdida.

Actualmente se tiene en el padrón de afectados cerca de 4 mil trabajadores del campo, por lo que el Seguro de Desempleo puede alcanzar recursos por más de 46 millones de pesos.

Cabe destacar que estos seguros de la federación también llegaban hasta un año después de la afectación, mientras que los recursos del Seguro de Desempleo Agrícola del Distrito Federal, fueron entregados apenas cuatro meses después del siniestro climatológico, con el propósito de que los productores puedan contar con recursos de manera pronta para la compra de paquetes se semilla, los esquejes y fertilizantes, a fin de reactivar y rearticular el sistema productivo a la brevedad.

Esa fue la instrucción del Jefe de Gobierno capitalino, “Decidamos Juntos”, decidamos junto con los productores, los ejidatarios, los comuneros, las y los trabajadores del campo, cómo resolver sus principales problemas y atender sus necesidades como este Seguro de Desempleo Agrícola que tanto pidieron.

Otra de las cosas que también han solicitado los campesinos del Distrito Federal, es regionalizar las reglas de operación federales para acceder integralmente a los apoyos gubernamentales concurrentes con el Gobierno Federal, pues como están redactadas actualmente, son más bien reglas de inoperación.

En eso estamos trabajando actualmente y desde luego habremos de necesitar la valiosa aportación de los campesinos y productores para actualizar estas reglas de operación que los brinden un apoyo integral y garanticemos la no interrupción de la producción por contingencias ambientales.

Queremos seguir avanzando y construyendo un mejor futuro para los campesinos y trabajadores de la también llamada provincia del Distrito Federal, conformada por siete delegaciones con uso de suelo rural, siempre Decidiendo Juntos.

 

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button