Noticias

Sony Anuncia planes para abordar la reforma de sus negocios de Computadoras y Televisores

Sony acelera el cambio hacia modelos de alta gama y la transición hacia a una estructura más eficiente y dinámica del negocio de Televisores

Sony Corporation (“Sony” o “la Compañía”) anunció hoy medidas significativas para abordar la reforma de sus negocios de Computadoras Personales y Televisores con el objetivo de acelerar la revitalización y el crecimiento de su negocio de electrónica.

Sony ha estado implementando agresivamente una estrategia de reforma de su negocio de electrónica, como se anunció originalmente en abril de 2012. En los negocios de imagen, juegos y dispositivos móviles que Sony identificó como los tres negocios centrales que conducirían al crecimiento de su negocio de electrónica, Sony ha logrado un progreso significativo en la ejecución de esta estrategia. Sony ha lanzado productos de alto valor agregado que reúnen lo mejor de las fortalezas tecnológicas de Sony e introdujo nuevas plataformas y modelos de negocio líderes en el mercado. Al mismo tiempo, Sony identificó que la mejora de la rentabilidad de los negocios de Computadoras Personales y Televisores sería una prioridad clave e implementó varias medidas de reforma. Las reformas que se llevaron a cabo dentro del negocio de Televisores han mejorado de manera significativa su estructura operativa y la competitividad de los productos. Sin embargo, Sony ahora anticipa que el objetivo de recuperar la rentabilidad de los negocios de Televisores y Computadoras Personales no se alcanzará durante el año fiscal que finaliza el 31 de Marzo de 2014 (“FY13”).

Como resultado de las circunstancias descritas anteriormente, Sony ahora está adoptando nuevas medidas significativas para abordar la reforma de los negocios de Computadoras Personales y Televisores, mientras que al mismo tiempo, avanza con una mayor optimización y la reestructuración de las funciones de fabricación, ventas y funciones indirectas/de Sede Central, concentrando los recursos para el crecimiento del negocio. 

Negocio de Computadoras Personales

Sony y Japan Industrial Partners Inc. (“JIP”) concluyeron hoy un memorando de entendimiento confirmando la intención de las partes para que Sony venda a JIP el negocio de Computadoras Personales de Sony, actualmente operado bajo la marca VAIO.

Luego de un análisis de factores exhaustivo, que incluye drásticos cambios en la industria global de Computadoras Personales, el portfolio de negocios y la estrategia general de Sony, la necesidad de prestar un continuo apoyo a los valiosos clientes de Sony VAIO, y las futuras oportunidades de empleo para el personal involucrado en el negocio de VAIO, la Compañía ha resuelto que concentrar su línea de productos móviles en teléfonos inteligentes y tabletas y transferir su negocio de Computadoras Personales a una nueva compañía establecida por JIP es la solución óptima. Ahora, Sony y JIP llevarán adelante un proceso de diligencia debida y negociarán los detalles de los términos y condiciones de la transferencia del negocio, con el objetivo de lograr un acuerdo definitivo hacia fines de marzo de 2014. Luego de reevaluar la línea de productos, se espera que la nueva compañía se concentre inicialmente en la venta de Computadoras Personales de consumo y corporativas en el mercado japonés y busque optimizar los canales de venta y la escala de operaciones, mientras evalúa la posible expansión geográfica.      

Como parte de la transferencia del negocio a JIP, Sony cesará el planeamiento, diseño y desarrollo de Computadoras Personales. La fabricación y las ventas también se discontinuarán luego del lanzamiento global de la línea de primavera 2014. Incluso luego de que Sony se retire del mercado de Computadoras Personales, los clientes de Sony seguirán recibiendo servicios de postventa.

Se espera que aproximadamente 250-300 empleados de Sony Corporation y Sony EMCS Corporation involucrados en las operaciones de Computadoras Personales, incluyendo planeamiento, diseño, desarrollo, fabricación y ventas sean contratados por la nueva compañía establecida por JIP. Asimismo, Sony explorará oportunidades para que otros empleados sean transferidos a otros negocios dentro del grupo Sony. Para los empleados de Sony Corporation y Sony EMCS Corporation que no sean contratados por la nueva compañía o transferidos dentro del Grupo Sony, Sony planea ofrecer también un programa de retiro voluntario para asistirlos en su reinserción laboral fuera del Grupo Sony. 

Negocio de Televisores

Sony ha participado en varias iniciativas de reducción de costos para el negocio de Televisores, como se describió en su plan de mejora de la rentabilidad del negocio de Televisores anunciado en noviembre de 2011. Estas iniciativas incluyen la mejora de la eficiencia de costos en paneles LCD y la racionalización de los costos de R&D (Investigación y Desarrollo), fortaleciendo a la vez la competitividad del producto y eficiencia operativa con el fin de mejorar la proporción del beneficio marginal. A raíz de estas medidas, las perdidas en el negocio de Televisores, que llegaron a 147.500 millones de yenes* en el año fiscal finalizado el 31 de marzo de 2012 (“FY11”), fueron exitosamente reducidas a 69.600 millones de yenes en FY12, y se prevé una reducción aun mayor, a aproximadamente 25.000 millones de yenes en FY13.

*No incluye los 64.100 millones de yenes de participación en las pérdidas netas de las filiales de la empresa conjunta S-LCD

Si bien Sony ahora anticipa que su objetivo de recuperar la rentabilidad del negocio de Televisores no será alcanzado durante FY13 principalmente debido a factores imprevistos como la desaceleración de los mercados emergentes y la disminución de los tipos de cambio, las reformas realizadas dentro del negocio de Televisores durante los últimos dos años están conduciendo el negocio a un cambio radical. En particular, Sony ha mejorado significativamente la competitividad de producto y ha acelerado el cambio hacia modelos de alta gama, especialmente en el área de 4K, donde Sony ha asegurado más del 75% de participación de mercado en Japón (a finales de diciembre de 2013, en base a un estudio de Sony). Sony también ha logrado la primera posición en participación de mercado en los Estados Unidos para los modelos 4K (durante el año calendario 2013, en base a los ingresos). Los televisores continúan ocupando un rol vital como centro de la experiencia visual en el hogar. Sony tiene como objetivo aprovechar la riqueza de conocimientos tecnológicos y activos acumulados dentro de este negocio, como tecnologías diferenciales clave en toda su línea de productos. A la luz de la continua importancia del negocio de Televisores dentro de la estrategia general de Sony, la Compañía ha decidido llevar a cabo las reformas adicionales que se detallan a continuación, con la intención de establecer una estructura capaz de generar ganancias estables a comienzos del año fiscal que finaliza el 31 de marzo de 2015 (“FY14”).

En primer lugar, Sony cambiará su mix de productos y se enfocará en incrementar la proporción de ventas de modelos de alta gama en FY14. Sony planea reforzar el liderazgo de la compañía en el mercado de 4K a través del fortalecimiento de su línea de productos y a su vez, reforzar también los modelos 2K con una amplia gama de colores y tecnologías de mejora de imagen. En los mercados emergentes, Sony tendrá como objetivo aprovechar la expansión del mercado desarrollando y lanzando modelos adaptados a las necesidades específicas de cada mercado. En segundo lugar, Sony acelerará y ampliará su constante reducción de costos y medidas para lograr una mejora operativa, enfocando su atención en todas las funciones relativas al negocio de Televisores, incluyendo fabricación, ventas y funciones indirectas/de Sede Central (como se indica a continuación). Además, para ayudar a transformar este negocio en una organización más eficiente y dinámica, optimizada en tamaño y estructura para el actual entorno competitivo del negocio y para representar plenamente sus operaciones, Sony ha decidido separar el negocio de Televisores y operarlo como una subsidiaria de propiedad absoluta. El marco de tiempo para esta transición es julio de 2014. Con la implementación de estas medidas, Sony tiene como objetivo mejorar aún más su estructura de rentabilidad del negocio de Televisores y volver recuperar la rentabilidad del negocio durante FY14.  

Fabricación, Ventas y funciones indirectas/ de Sede Central

En vista de estas decisiones estratégicas acerca de los negocios de Computadoras Personales y Televisores y el proceso cada vez más agresivo de selección y enfoque implementado a través de los negocios de electrónica de Sony, la compañía planea optimizar la escala de fabricación, ventas y funciones indirectas/ de Sede Central que respaldan estos negocios.

En cuanto a las compañías de venta de electrónica, Sony planea identificar y enfocar las categorías de producto para cada país y región específica, racionalizar las funciones de soporte e implementar de manera proactiva la tercerización y otras medidas de eficiencia con el objetivo de lograr una reducción de costos total de aproximadamente 20%** para el año fiscal que finaliza el 31 de marzo de 2016 (“FY15”).

Respecto de las plantas de fabricación, Sony continuará optimizando las operaciones de fabricación y otras operaciones.

Asimismo, Sony agilizará las funciones de Sede Central y funciones de soporte de Sony Corporation y espera alcanzar reducciones de costos de aproximadamente 30%** en estas operaciones para FY15.

**En comparación con FY13

Costos anticipados y beneficios de la optimización/reestructuración de la nómina de empleados

A raíz de la implementación de las medidas detalladas anteriormente para los negocios de Televisores y Computadoras Personales y sus funciones de fabricación, venta y funciones indirectas / de Sede Central, Sony anticipa una reducción en la nómina de empleados de aproximadamente 5.000 (1.500 en Japón y 3.500 fuera de Japón) para fines de FY14.

Para llevar a cabo estas medidas, Sony esta asignando 20.000 millones de yenes adicionales (aproximadamente)*** en costos de reestructuración en FY13 y 70.000 millones de yenes adicionales (aproximadamente) en costos de reestructuración en FY14. Sony espera que estas medidas resulten en una reducción de costos fijos anuales de más de 100.000 millones de yenes (aproximadamente) a comienzos de FY15.

*** Se espera que los costos totales de reestructuración en FY13 asciendan a 70.000 millones de yenes (aproximadamente) incluyendo 50.000 millones de yenes asignados originalmente.

Adicionalmente a todas las medidas mencionadas anteriormente, Sony también acelerará su proceso de realineación del portafolio de negocios y perfeccionará el proceso de selección de proyectos de R&D (Investigación y Desarrollo) en sus negocios de electrónica.

Declaración cautelar

Las declaraciones incluidas en el presente comunicado con respecto a los planes, cálculos, estrategias y creencias actuales de Sony así como otras declaraciones que no sean hechos históricos, son proyecciones sobre el rendimiento futuro de Sony. Las proyecciones futuras incluyen, sin carácter taxativo, las declaraciones que utilizan palabras tales como “creer”, “esperar”, “planea”, “estrategia”, “perspectivas”, “pronóstico”, “cálculo”, “proyecto”, “anticipar”, “objetivo”, “pretender”, “buscar”, “puede”, “pudiera”, “podría” o “debería” y palabras de significado similar relacionadas con un debate sobre operaciones, rendimiento financiero, hechos o condiciones futuras. Oportunamente, pueden incluirse proyecciones futuras verbales o escritas en otros documentos de público conocimiento. Estas declaraciones se basan en suposiciones, evaluaciones y creencias de la gerencia teniendo en cuenta la información de la que ésta dispone actualmente. Sony advierte a sus accionistas que existe una cantidad importante de riesgos e incertidumbres que podrían causar que los resultados reales difieran en forma sustancial de los analizados en las proyecciones y, por lo tanto, los accionistas no deberían confiar excesivamente en ellas. Además, no deberían depender de la obligación de Sony de actualizar o revisar las proyecciones como resultado de nueva información, hechos futuros ni de cualquier otro modo. Sony renuncia a dicha obligación. Los riesgos e incertidumbres que podrían afectar a Sony incluyen, sin carácter taxativo:

(i)    el entorno económico global en el que opera Sony y las condiciones económicas de los mercados de Sony, particularmente los niveles de gasto por parte de los consumidores;

(ii)   los tipos de cambio, en particular entre el Yen y el Dólar Estadounidense, el Euro y otras monedas en las que Sony realice ventas significativas e incurra en costos de producción, o en las que estén expresados activos y pasivos de Sony;

(iii) la capacidad de Sony de continuar diseñando y desarrollando así como ganar la aceptación de sus productos y servicios, y lograr reducciones de costos suficientes para dichos productos y servicios, incluyendo televisores, plataformas de videojuegos y smartphones, que se ofrecen en mercados sumamente competitivos caracterizados por una fuerte competencia de precios y continuas presentaciones de nuevos productos y servicios, el rápido desarrollo tecnológico y las preferencias cambiantes y subjetivas de los consumidores;

(iv) la capacidad y el plazo de Sony para recuperar inversiones de gran escala requeridas para el desarrollo tecnológico y la capacidad de producción;

(v)   la capacidad de Sony de implementar con éxito la reestructuración del negocio y los esfuerzos de transformación en virtud de las cambiantes condiciones del mercado;

(vi) la capacidad de Sony de implementar con éxito estrategias de integración de hardware, software y contenido para todos los segmentos excluyendo el segmento Servicios Financieros, y de desarrollar e implementar con éxito estrategias de venta y distribución teniendo en cuenta Internet y otros desarrollos tecnológicos;

(vii) la continua capacidad de Sony de dedicar suficientes recursos a la investigación y desarrollo y, con respecto a las inversiones de capital, priorizar correctamente dichas inversiones (particularmente en el negocio de electrónica);

(viii) la capacidad de Sony de mantener la calidad de sus productos;

(ix) la efectividad de las estrategias de Sony y su ejecución, incluyendo sin carácter taxativo, el éxito de adquisiciones, alianzas estratégicas (joint ventures) y otras inversiones estratégicas de Sony;

(x) la volatilidad y alteración significativa de los mercados financieros globales o una baja de las calificaciones;

(xi) la capacidad de Sony de proyectar la demanda, manejar el abastecimiento puntual y controlar los inventarios;

(xii) el resultado de procedimientos legales y/o regulatorios pendientes y/o futuros;

(xiii) los cambios en la demanda de los clientes de servicios financieros tales como seguros de vida y la capacidad de Sony de llevar a cabo con éxito la gestión de activos y pasivos en el segmento Servicios Financieros;

(xiv) el impacto de condiciones o desarrollos desfavorables (incluyendo las fluctuaciones o la volatilidad de los mercados) en los mercados bursátiles japoneses sobre los ingresos y resultados operativos del segmento Servicios Financieros, y

(xv) los riesgos relacionados con catástrofes o hechos similares. Los riesgos e incertidumbres incluyen, asimismo, el impacto de hechos futuros con efectos sustanciales adversos.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button