Noticias

La vejez en el mundo

Washington- Ya sea que apenas ha cumplido 60 años o que ya está cerca de los 90, debe tener mucho cuidado con los medicamentos recetados y los medicamentos de venta libre. Por otro lado, si está cuidando a personas mayores, debe ayudarlos a no correr riesgos.

Cuanto mayor es, más probable es que tome medicamentos adicionales, lo cual aumenta la posibilidad de interacciones dañinas entre los medicamentos.

Por otro lado, con la edad nuestro cuerpo cambia la forma de absorber medicamentos, lo cual lleva a posibles complicaciones. Por ejemplo, es posible que su hígado o sus riñones no funcionen tan bien como antes, lo cual afecta el metabolismo y la excreción de los medicamentos. Los cambios de su sistema digestivo pueden afectar el tiempo que los medicamentos toman para llegar a la sangre.

Artículos relacionados

“Es indiscutible que nuestra fisiología cambia con la edad. Muchas enfermedades crónicas no se manifiestan antes de llegar a la edad avanzada”, dice la doctora Sandra L. Kweder, quién es directora adjunta de la Oficina de Nuevos Medicamentos de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA). “No es que la gente tenga pésima salud. Algunos cambios simplemente son parte del proceso normal del envejecimiento”.

A continuación damos cuatro medidas de seguridad importantes.

-Tome los medicamentos según las instrucciones de su médico. Tómelos regularmente y siga las instrucciones de su médico. No se brinque dosis ni deje de tomar el medicamento sin consultar con su médico. (Debe hacerlo aunque se sienta mejor o considere que el medicamento no da resultados).

“Los medicamentos no tienen efecto a menos que los tome”, dice Kweder. “Por ejemplo, los medicamentos para enfermedades crónicas como la presión arterial y la diabetes típicamente dan resultados sólo cuando se toman regularmente según las indicaciones.

Tiene que tomarlos… continuamente para controlar la enfermedad”.

Las dosis de los medicamentos están basadas en estudios clínicos evaluados por la FDA. “Todos los medicamentos son distintos y las dosis dependen de los estudios realizados”, dice Kweder, por lo cual usted no debe determinar su propia dosis…

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button