Noticias

El ABC del cáncer de pene

A pesar de tener una tasa baja de incidencia, el cáncer de pene afecta a hombres en edad adulta. En México se estima que 0.91 por cada 100 mil varones lo padecen, según el Registro Histopatológico de Neoplasias Malignas, RHNM, (año 2003).

En poblaciones rurales, con bajo poder adquisitivo y con hábitos de higiene precarios los casos con este tipo de tumores son más recurrentes, ya que agentes infecciosos tienen posibilidad de albergarse en el pene.

Una lesión, que puede brotar en toda la piel que recubre el pene, en la capa interna del prepucio o en el glande, posiblemente sea el indicio de la presencia de cáncer. Sin embargo, se dificulta su detección temprana porque los varones le restan importancia a la autoexploración y no visualizan alteraciones hasta que es realmente grave.

Artículos relacionados

En este sentido, es importante aclarar que no todas las lesiones cutáneas en el órgano reproductor masculino pueden ser cáncer, es necesario acudir con el médico para determinar si se trata de un tumor maligno u otro padecimiento.

El diagnóstico se basa en una exploración que define el diámetro, localización y número de lesiones, su morfología (papilar, nodular, ulcerado, plano), color, límites y relación con otras estructuras. El diagnóstico histológico mediante biopsia es indispensable para decidir el tratamiento, que confirma el diagnóstico y establece el grado tumoral.

Si el diagnóstico es certero, el médico especialista tendrá la responsabilidad de brindar opciones de tratamiento, entre las cuales se estima que la más eficaz es la cirugía, en casos donde el tumor se encuentra en una fase primaria y no existe afección ganglionar, las posibilidades de erradicación total se concentran en un alto porcentaje.

En cambio, si el tumor está extendido, las opciones de tratamiento se reducen, y en la mayoría de los casos, se recurre a la implementación de métodos como la quimioterapia o manejo paliativo de acuerdo a la edad, estado funcional y preferencia.

Los pacientes que sean seleccionados para la quimioterapia deben tener un nivel de actividad en combinación con cuidados paliativos 

Prevención

La circuncisión es un factor predominante para la disminución del riesgo de tener cáncer de pene. La incidencia de casos en regiones donde ésta práctica se lleva a cabo se ve disminuida.

En el continente africano, la mayoría de hombres son sometidos de forma obligatoria a la circuncisión; método que consiste en cortar una porción del prepucio del pene que cubre el glande, dejándolo permanentemente descubierto, por lo que una escasa minoría presenta tumores.

Algunas recomendaciones para detectar el cáncer de pene son las siguientes:

• Si presenta cualquier tipo de lesión en el pene, prepucio o glande aun sin sentir dolor, acudir con el médico especialista.

• Higiene constante.

• Autoexploración.

• Tener relaciones sexuales con protección (condón).

• Limitación de parejas sexuales para evitar la infección por virus del Papiloma Humano.

Este artículo será publicado en la Edición Impresa de LaSalud.mx en Milenio Diario, el próximo 16 de Julio del 2014

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button