Noticias

¿Es posible encontrar una cura al VIH?

En el marco de la XX Conferencia Internacional de SIDA, julio 2014, Australia, la interrogante entre los especialistas se unifica: ¿Es posible encontrar una cura al VIH?

El mayor obstáculo a vencer en el desarrollo de una cura definitiva contra el VIH es la presencia de reservorios celulares donde el virus permanece latente o “dormido” sin que pueda ser alcanzado por los tratamientos antirretrovirales desarrollados hasta ahora, los cuales logran controlar la replicación del virus al interior de las células pero no su total erradicación.

La presencia de los reservorios del VIH son difíciles de hallar, por lo que descifrarlos es complejo; además,  resulta difícil localizarlos y determinar en qué tipo de células se instalan, así como definir el nivel de activación. Lo que resulta claro es que estos reservorios de virus latentes se forman tempranamente, a los pocos días de la infección.

De esta premisa se desata el tema de tratar la infección lo más temprano posible.  Los casos de pacientes que reciben atención inmediata, durante los primeros días, a los que, luego de un periodo razonable bajo tratamiento antirretroviral, se les retiró el tratamiento, permiten mantener la esperanza y el optimismo en la posible cura de la infección por VIH. Si bien en todos los casos la infección persistió, también es verdad que se logró la remisión del virus durante periodos de tiempo diferenciados.

La doctora Jintanat Ananworanich, del Centro de Investigación de la Cruz Roja de Tailandia y presente en el XX Congreso, revisó todos estos casos antes de concluir  que el tamaño de los reservorios del virus puede ser reducido de manera importante con el inicio del tratamiento en las fases más tempranas de la infección.

Así mismo, la especialista en virología sugirió que “debido a esta complejidad de los reservorios, la cura del VIH sólo podrá ser alcanzada por medio de una combinación de abordajes o estrategias de erradicación del virus, como la reactivación de los virus latentes en los reservorios, la eliminación de los receptores CCR5 de las células, el desarrollo de vacunas terapéuticas, entre otras, además del inicio temprano del tratamiento”.

En México, los casos de SIDA notificados de 1983 al 2014 son de 169,446. Mientras que los casos notificados de VIH y de SIDA que se encuentran vivos según su estado de evolución registrado da un total de 113,921. En tanto, los casos nuevos diagnosticados de VIH y de SIDA notificados en lo que va del 2014 son de 1,282, según cifras del Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH y el Sida, CENSIDA. 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button