Noticias

La importancia de la detección y tratamiento temprano del cáncer renal

Por: Isis Mendoza.

México D.F, 30 de julio.- La Asociación Mexicana de Lucha Contra el Cáncer ofreció esta mañana una conferencia con el Dr. Miguel Ángel Álvarez Avitia, investigador del Instituto Nacional de Cancerología (INCan), quien explicó a los medios la importancia de la detección del cáncer renal.

Como bien se sabe, los riñones son los encargados de filtrar la sangre y eliminar los deshechos que se acumulan en el cuerpo para después convertirlos en orina, es entonces cuando pequeños tumores se van formando en el revestimiento de los túbulos del órgano y causan su falla.

La incidencia del cáncer renal aumenta un 2.5% cada año y ocupa el séptimo lugar en las causas de decesos en los mexicanos, son más de 2000 registros y alrededor del 50% de los pacientes los que pierden la vida debido a que su detección es tardía y se encuentra en etapa avanzada.

La razón de su origen aún no ha quedado clara para los científicos e investigadores. Lo que sí han logrado detectar es que su aparición puede generarse debido a un cambio en el ADN que afecta el funcionamiento de las células del ser humano con un edad promedio de entre los 52 y 56 años de edad.

Para lograr su detección no existe un check up específico. La mayoría de los descubrimientos se dan de forma accidental cuando el paciente acude al médico para realizarse otro tipo de estudios. Sin embargo, sí se presentan síntomas que ayudan a enfocar la atención en la salud, como lo son:

-Dolor abdominal.

-Anemia.

-Sudoración.

-Sangrado a través de la orina.

-Alteraciones hormonales, entre otras.

Cabe mencionar que el cáncer renal no es una enfermedad única. Según el Dr. Miguel Ángel Álvarez, antes del 2006 existían alrededor de 5 diferentes tipos de tumores, que eran combatidos únicamente con una sustancia llamada citosina. Con el tiempo, dicha cantidad ha ido aumentado casi al doble al igual que los tratamientos, los cuales se han adaptado a base de una mayor variedad de fármacos que se encargan de inhibir la formación de los vasos generadores del crecimiento del tumor.

Una vez que se ha dado el diagnóstico, todo un equipo de trabajo pone manos a la obra para combatir el padecimiento. Los departamentos que se enfocan al tratamiento y control del cáncer están conformados por el área de Urología, Patología, Oncología Médica, Nutriología, Radiología, Radioterapia y Enfermería Oncológica, quienes en conjunto monitorean el organismo del paciente.

Gracias a que es una actividad multidisciplinaria, la expectativa de vida se ha prolongado a un total de 3 años, y si se detecta en una etapa temprana, el índice de supervivencia aumenta a un 80% o 90%. Lo anterior también se puede lograr considerando tres importantes puntos: la evidencia de la enfermedad, la extirpación del órgano afectado y recibiendo atención por parte de un especialista con experiencia en diferentes fármacos.

En México, los costos del tratamiento son muy elevados, lo cual genera un golpe en los bolsillos de los habitantes que necesitan de ello. Sin embargo, existen institutos como el INCan, que son completamente accesibles para la población y que oscilan entre los $2,800 y $3,000 pesos.

El Dr. Álvarez explicó a La Salud.mx, que lamentablemente los trasplantes renales no son una opción debido a que las expectativas de curar a un paciente son muy bajas. Es por eso que además del tratamiento farmacológico, existe la cirugía que consta en extirpar por completo el riñón y aumenta la probabilidad de eliminar el cáncer, aunque es muy probable que el paciente recaiga sintomáticamente.

Así mismo comentó, que el INCan no piensa quedarse atrás y que actualmente se encuentra trabajando en un modelo genético y tratando de descubrir nuevas alternativas que funcionen de una manera más efectiva en la lucha contra esta enfermedad.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close