Noticias

¿Qué hacer ante el acoso laboral o Mobbing?

El mobbing es un problema social antiguo; sin embargo, en las últimas décadas ha generado números que alarman, y ocupa una de las de las mayores amenazas al equilibrio de cualquier trabajador y de cualquier empresa.  En 2012 OCCMundial encuestó a más de 2 mil profesionistas para obtener cifras sobre el mobbing en México, y encontró que el 51% de los encuestados habían sido víctimas de acoso laboral en algún momento de su vida.

La Organización Mundial de La Salud define mobbing como una situación de violencia o acoso recurrente dirigida hacia una persona con el objetivo de aislarlo de un grupo laboral; se caracteriza por conductas crueles y hostiles que se convierten en una tortura psicológica para la víctima.  Algunas manifestaciones pueden ser: Rumores, Difamación y Calumnias, Aislar o excluir a una persona, Insultos o motes, Ignorar o no dejar participar a una persona y Amenazar.

Las consecuencias para las víctimas de este tipo de abuso se traducen en problemas psicológicos como angustia y depresión; físicos como pérdida de peso, dolores de cabeza o insomnio; laborales como caída del rendimiento, absentismo, y sociales como problemas familiares y pérdida de relaciones interpersonales. Si en tu lugar de trabajo has sido objeto de conductas agresivas recurrentes, es momento de actuar para ponerle fin y evitar que afecte tu vida profesional y personal.  En el blog de la OCCMundial te dan 3 consejos para enfrentarlo:

Artículos relacionados

1.  Identifica el abuso. Un compañero o compañera de trabajo que frecuentemente te critica, te excluye de reuniones importantes, te oculta información, difunde chismes o rumores sobre tu persona o se adjudica créditos por tu trabajo puede estar haciendo mobbing en tu contra.  En general el propósito principal de estas actitudes será desplazarte o dejarte ‘fuera de la jugada’ y obtener beneficios para su persona.

2. Confróntalo. Mientras más profesional sea nuestra actitud en la oficina, podremos manejar nuestras relaciones laborales con mejores resultados. Es importante evitar ponernos emocionales y ponerle un límite al abusador conservando el control.  No te conviertas en un blanco fácil, cuando una persona malintencionada busca perjudicar tu trabajo es importante que expreses abiertamente que no te agradan sus actitudes.

3. Denuncia. Lo más apropiado cuando una situación de mobbing se está saliendo de control o está mermando tu desempeño es comunicarlo a tu jefe inmediato o al departamento de recursos humanos.  Es importante que lleves argumentos sólidos y evidencias de que el trato con esta persona está afectando tu trabajo. Nuevamente evita que te domine la emoción al expresar tu descontento, recuerda que eres una persona adulta, capaz de comportarse de manera profesional.  Mientras más racional y controlada sea tu denuncia será más fácil ser escuchado por la empresa y demandar una solución.

acoso_253363191.jpg

En un caso extremo, es recomendable que antes de renunciar por alguna situación de acoso laboral, se realice una denuncia para dejar un antecedente que aclare la salida, ya que en ocasiones además de dejar el trabajo, se crea una inestabilidad laboral pues el abuso llega a afectar las relaciones con otros colegas e instituciones.

Con Información de: http://blog.occeducacion.com/blog/bid/289014/3-maneras-de-enfrentar-el-acoso-laboral

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button