Noticias

“No hay ningún Dios. Soy ateo”, dice Stephen Hawking

Stephen Hawking dice que “no hay ningún Dios”, y asegura que es ateo; explica que para él los milagros no son compatibles con la ciencia.

El astrofísico quien padece una enfermedad motoneuronal relacionada con la esclerosis lateral amiotrófica, ahora se comunica a través de un sensor en sus lentes que mueve a través de los músculos de su cara con el que activa el sintetizador de voz.

El diario español El Mundo entrevistó al astrofísico británico, quien ya no puede mover ni un dedo debido a la devastadora enfermedad que empezó a corroer su sistema nervioso, cuando sólo tenía 21 años; ya no puede si quiera manejar el ratón que usaba antes para seleccionar palabras en su ordenador y transmitirlas a través de un sintetizador de voz.

Artículos relacionados

La publicación detalla que los múscuclos de su rostro son las últimas herramientas corporales que le quedan para comunicarse, activando con la mejilla derecha un sensor acoplado sobre sus gafas. Hawking, gracias a una impresionante tecnología diseñada especialmente para él, logra mover un cursor en una pantalla y activar así la legendaria voz robótica que habla en su nombre con acento americano. Esta semana, el científico presentará su visión del comos en el Festival Starmus, un congreso concebido para divulgar los hallazgos de la astronomía a toda la sociedad, en Tenerife, una isla canaria.

El periódico español explica que debió enviarle el cuestionario a Hawking tres semanas antes de la entrevista, debido a que con el sofisticado mecanismo que activa mediante el movimiento de sus mejillas, el científico logra escribir una media de tres palabras por minuto; por ello las preguntas deben ser enviadas con antelación, de lo contrario el diálogo se extendería por horas e incluso días. Hawking fue cuestionado si sigue creyendo, como dijo en el libro que lo hizo mundialmente famoso, “Historia del Tiempo”, que algún día lograremos una “Teoría del Todo” para comprender las leyes que gobiernan el Universo, o si hay aspectos de la realidad en los que nunca podrá penetrar la mente humana: “Creo que sí conseguiremos entender el origen y la estructura del Universo. De hecho, ahora mismo ya estamos cerca de lograr este objetivo. En mi opinión, no hay ningún aspecto de la realidad fuera del alcance de la mente humana”, aseveró.

La postura del astrofísico sobre Dios y la religión ha generado un intenso debate entre sus lectores; por un lado, al final del libro “Historia del Tiempo”, escribió que si algún día lográramos esa “Teoría del Todo”, conoceríamos “la mente de Dios”. Sin embargo, en su polémico libro “El gran diseño”, afirmó que el Universo puede crearse “de la nada, por generación espontánea”, y que la idea de de Dios “no es necesaria” para explicar su origen. Ante ello, se le preguntó al astrofísico si cambió su opinión en este terreno y si se considera agnóstico o ateo. Su respuesta fue rotunda: “En el pasado, antes de que entendiéramos la ciencia, era lógico creer que Dios creó el Universo. Pero ahora la ciencia ofrece una explicación más convincente. Lo que quise decir cuando dije que conoceríamos ‘la mente de Dios’ era que comprenderíamos todo lo que Dios sería capaz de comprender si acaso existiera. Pero no hay ningún Dios. Soy ateo.

La religión cree en los milagros, pero éstos no son compatibles con la ciencia”. Con su respuesta el astrofísico rechaza todas las creencias religiosas, aunque muchos han llegado a calificar como “un milagro” el hecho de que Hawking siga vivo, medio siglo después de que se le diagnosticara una enfermedad cuya esperanza de vida suele ser de un par de años, señala El Mundo.

Para responder cada pregunta, Hawking selecciona de un archivo de word que preparó para la entrevista con el diario las respuestas y las vuelca en un programa llamado Speaker, que convierte textos escritos en frases que emite su sintetizador.

El software que produce la famosa voz de Hawking es de los años 80, la época de la traqueotomía a la que tuvo que someterse le dejó definitivamente sin habla.

Por otra parte, ante el cuestionamiento si cree que sigue valiendo la pena invertir millones en enviar misiones con astronautas al espacio, o si le parece un despilfarro, como opinan muchos de sus colegas científicos; Hawking tiene muy claro que la conquista del cosmos debe continuar, no sólo porque “la exploración espacial ha impulsado y continuará impulsando grandes avances científicos y tecnológicos”, sino porque puede representar un seguro de vida para la futura supervivencia de nuestra especie: “Podría evitar la desaparición de la Humanidad gracias a la colonización de otros planetas”, refiere el científico. Finalmente el científico declara sobre cómo le gustaría que lo recordaran las futura generaciones: “Espero que se me recuerde por mi trabajo en el campo de la cosmología y los agujeros negros”.

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button