Noticias

¿Qué sucede con las propiedades de un difunto?

Mundodehoy.com.- Se acerca el Día de Muertos y por esta razón el portal inmobiliario Lamudi se dio a la tarea de investigar qué sucede con las propiedades de quienes fallecen.

Lo ideal es que el difunto deje todo establecido en un testamento, en caso de que haya tenido la precaución de hacer uno. Sin embargo, en México menos del 4% de la población tiene un testamento registrado, según datos de la Unidad General de Asuntos Jurídicos de la Secretaría de Gobernación.

Pese a los esfuerzos gubernamentales desde 2003 para la realización de esta práctica jurídica, que incluyen la campaña nacional de “Septiembre, Mes del Testamento”, el cual se prolongó hasta el 31 de octubre de este año, pocas personas han acudido ante un notario para elaborarlo. Estos datos contrastan con la información de una encuesta de Gabinete y Comunicación Estratégica.

En dicho estudio, 76% de los mexicanos encuestados declaró estar consciente de la importancia de contar con este documento para evitar problemas y disputas entre familiares, 85% consideró que el trámite es accesible y el 26% señaló que en caso de no haber un testamento, se respetaría la voluntad de la persona fallecida.

“Tomando en cuenta que 1 de cada 25 mexicanos tiene un testamento, está claro que hay una fuerte resistencia entre la población a adoptar esta práctica. Mucho tiene que ver el hecho de afrontar la fragilidad de nuestra vida y la preocupación por nuestros seres queridos una vez que ya no estemos, así como el desconocimiento sobre el procedimiento”, comenta Vera Makarov, directora del portal inmobiliario Lamudi.

Si no hubiera un testamento, el caso se presenta a juicio, donde el juez designa a un albacea en común acuerdo con los posibles herederos. En caso de sólo haber cónyuge e hijos, los bienes inmuebles se reparte entre la esposa o esposo (50%) y los hijos (50%). Sin embargo, esto se complica en caso de haber una o más concubinas e hijos fuera del o los matrimonios. En caso de no haber un heredero de los bienes del finado, estos pasan a manos del DIF. Por otra parte, si la persona desea heredar sus posesiones a una institución de beneficencia pública o privada, puede designar a un tercero para que lo haga o establecer los montos dentro de su testamento. Todo esto viene estipulado en el Libro Tercero del Código Civil.

Por otra parte, algo que interesa a las personas que reciben inmuebles o dinero como herencia es el tema de las deudas del finado. En el caso de los inmuebles, sólo se heredan las deudas que tengan en caso de encontrarse hipotecados o si todavía están siendo pagados mediante un crédito otorgado por una institución pública o privada.

Los herederos pueden optar por aceptar o no los inmuebles heredados con deudas de hipotecas o créditos por pagar, sin embargo, esta decisión tiene carácter irrevocable, y una vez que lo hagan se deberán cubrir en su totalidad. Otro tipo de deudas del finado, como es el caso de los créditos bancarios, no recaen en los herederos. Los gastos que deben asumir los herederos sobre los inmuebles recibidos son el pago de la escritura (6-8% del valor de la propiedad), el Impuesto Sobre la Adquisición de Inmuebles (el cual varia por entidad federativa y por el valor del inmueble) y el pago de los honorarios del notario por el cambio de escrituración de la propiedad.

Ya sea que la gente esté buscando propiedades en venta o  alquiler, la plataforma de Internet Lamudi permite a los clientes encontrar o vender su casa, apartamento, comercio o terreno, todo en línea. Al mismo tiempo, los proveedores y agentes consiguen una presencia en línea de confianza gracias a la página web personalizada.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button