Noticias

Movimientos sociales de jóvenes son un reclamo justo ante falta de oportunidades

Mundodehoy.com.- Los movimientos sociales que encabezan los jóvenes son un reclamo justo ante la falta de oportunidades en educación, acceso a la salud y empleo, por lo que es necesario modificar el marco legislativo para garantizarles protección y políticas públicas incluyentes, donde Gobierno y ciudadanía trabajen juntos, declaró el presidente de la Comisión de Juventud, diputado José Luis Oliveros Usabiaga (PAN).

El diputado federal por Guanajuato precisó que los actuales movimientos juveniles deben generar cambios en las instituciones; de otra manera serán “fútiles o estériles”.

“Hoy más que nunca, tenemos que abrir los brazos a los jóvenes y elevar los rangos constitucionales a su favor, en un país donde cada vez más se suicidan o mueren a causa de los efectos del alcohol y las drogas”, aseguró en entrevista.

Subrayó que el esfuerzo de los movimientos sociales debe tener eco en la creación de políticas públicas que expresan la lucha de la juventud en contra de la violación de sus derechos y la exigencia de cambios en las instituciones.

Es un compromiso del Ejecutivo, resaltó, reconocer en la Constitución el derecho a la tutela de los jóvenes. Con ello, tendrían mayor acceso a una justicia “inminente y rápida”, para que no se repitan casos como el de los estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa, Guerrero.

Indicó que precisamente una de las reformas que continúa aplazada en el Congreso es la minuta que modifica los artículos 4 y 73 de nuestra Carta Magna, la cual otorgaría protección o tutela a los derechos de los jóvenes. “La Comisión de Juventud insistirá en que se incluya el tema en la agenda legislativa”, apuntó.

Destacó que proteger los derechos de los jóvenes es un compromiso no sólo del Ejecutivo federal, sino de los tratados de los que México es parte, como la Agenda de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) 2015.

Recalcó que en México el 80 por ciento de los jóvenes piensa que los partidos políticos son poco o nada útiles y que el voto es un instrumento poco ventajoso para la sociedad, aunado a que el 70 por ciento de la migración es de carácter juvenil; como consecuencia, los campos tienen un promedio de personas entre 58 a 60 años.

Enfatizó que los jóvenes sienten que la no discriminación es su mayor derecho violentado en la toma de decisiones, por no poder entrar a una escuela o no tener acceso a un crédito de vivienda.

El también integrante de la Comisión de Desarrollo Rural exaltó que el bono demográfico en México se incrementa. Las personas adultas mayores tienen asegurada su vejez, pues el país cuenta con capacidad de gente trabajadora. Pero los jóvenes de hoy, enfatizó, no tendrán las mismas oportunidades, porque no existirá la misma proporción de Población Económicamente Activa (PEA) en el futuro.

Mencionó que la instancia legislativa a su cargo llevó a cabo por primera vez el proyecto “Iniciativa Joven-Es por México”, a fin de vincular de manera directa a los ciudadanos. “En este momento nos encontramos dictaminando 20 iniciativas de los jóvenes ganadores, sin el filtro de partidos políticos, ni tendencias ideológicas”.

“Si bien las tareas no han sido suficientes, hemos tratado de realizar una labor de manera responsable para este sector poblacional”, agregó.

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button