Noticias

Actividades "masculinas" que todas las mujeres debemos saber hacer

Hay ciertas cosas que son típicamente “masculinas” que todas las mujeres podríamos hacer. Por saber hacerlas una mujer no se considera menos femenina; al final del día, entre más conocimiento tenemos, más independientes somos y mejor podemos hacer las cosas por nosotras mismas y gastar menos.

Algunas de las actividades más comunes masculinas son:

– Saber cambiar una llanta. Las mujeres usualmente optamos por hablarle al seguro, a un amigo, un familiar o a un desconocido de alma caritativa. Asumimos que no tenemos la fuerza suficiente, cuando en realidad lo que más hace falta es conocimiento. Saber cambiar una llanta es muy importante, ya que nunca sabes en qué momento tendrás que aplicar tu conocimiento o si alguien cerca te pueda ayudar o no.

Artículos relacionados

Lo primero que debes hacer es checar que en el coche estén todas las herramientas necesarias, como lo es la llanta de refacción, el gato, birlos de seguridad y por supuesto, el manual del coche. Sigue las instrucciones y tómate el tiempo para preguntarle a algún conocido para que así aprendas a hacerlo a la perfección. Nunca sabes cuándo lo vas a necesitar.

– Saber destapar el lavabo. Aun cuando muchas veces sí tendremos que hablarle al plomero, puedes tomar unos pasos iniciales por tu cuenta. Posiblemente, ¡hasta te ahorres un gasto!

En tu casa, es recomendable que siempre tengas un líquido para destapar tuberías. Si notas que el agua no se va a una velocidad normal, puede ser que basura, pelo, algún pequeño objeto o todo junto esté bloqueando tu lavabo. Sin embargo, antes de entrar en pánico, intenta echar un poco del líquido para destapar tuberías, siempre siguiendo las instrucciones, por supuesto. Si el problema no se soluciona, entonces ya puedes hacer la llamada necesaria.

– Cambiar focos e identificar fusibles. Pide ayuda para identificar cuáles son los fusibles para cada sección de tu casa. Así, si de repente se llega a botar uno, podrás identificar fácilmente cuál fue y cómo regresarlo a la posición necesaria.

Por otro lado, cambiar focos no tiene que ser una experiencia difícil. Te recomiendo que tengas varios focos de repuesto, así cuando uno se funda, puedes hacer el cambio rápidamente y no dejarlo para después. Recuerda que si necesitas subirte a una silla o una escalera para cambiarlo, debes de tener mucho cuidado. No queremos que suceda un accidente.

-Saber perfectamente el estado y el funcionamiento de los papeles de la familia y de la casa. Muchas veces, las mujeres tendemos a dejar esto en mano de los esposos o las parejas. Sin embargo, es extremadamente importante que las mujeres también sepan el estado de los papeles familiares, y cómo funciona cada uno de ellos. Desafortunadamente, todos estamos expuestos a accidentes, y existe la posibilidad de que una de las personas en una relación tenga que tomar cargo de la situación si es que el otro llega a faltar. Papeles importantes como actas de nacimiento, seguros médicos, seguros de vida y testamentos deben siempre mantenerse actualizados, a la mano y deben de saberse manejar.

Finalmente, lo más importante que todas las mujeres deben saber es que no existe actividad en el mundo que no se pueda aprender, especialmente si es necesaria para la seguridad y tranquilidad de nosotras mismas y nuestra familia. El saber hacer cosas por sí sola y poder resolver problemas no quita femineidad ni delicadeza. Tómate el tiempo para aprender a hacer cosas que puedes llegar a necesitar hacer en un momento dado.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button