Noticias

¿Por qué debemos pensar en la nutrición ocular?

LaSalud.mx.- Los ojos como cualquier otro órgano del cuerpo humano necesitan de la ayuda de nutrimentos específicos que les permitan desarrollar un óptimo funcionamiento, pero ¿por qué es tan importante la nutrición ocular? Es indispensable ya que reduce el riesgo de diferentes enfermedades degenerativas oculares.

Tener una deficiente nutrición ocular puede ocasionar padecimientos severos y ocasionalmente irreversibles, entre los dos más importantes encontramos: la degeneración macular relacionada a la edad, que es la principal causa de baja visual irreversible en personas mayores de 60 años;  y la formación de cataratas.

Este tipo de problemáticas se presentan más frecuentemente en pacientes en edades adultas, y de no ser detectadas a tiempo los daños en la visión pueden ser definitivos. La nutrición adecuada, si bien no elimina este tipo de enfermedades, en algunos casos retrasa su progresión, lo que puede contribuir a evitar daños severos permanentes.

Artículos relacionados

Dicho esto, ¿cómo saber si se está sufriendo este tipo de afección? Detectar que se padece un problema degenerativo ocular puede ser sencillo si se contemplan los siguientes síntomas básicos:

·         Baja visual

·         Alteración en la visión nocturna

·         Ver objetos como marcos o puertas distorsionados

·         Ver líneas rectas distorsionadas

Laboratorios Théa recomienda que ante la aparición de cualquier síntoma se acuda al médico especialista para recibir una atención temprana. Entre los tratamientos para combatir este padecimiento lo primero es tener una buena alimentación, a través de una dieta rica en nutrimentos, o bien complementarla por medio de suplementos alimenticios especiales para la visión.

Una buena forma de comenzar a prevenir padecimientos visuales es incluir en nuestra alimentación aquellos nutrientes que nuestros ojos necesitan. La lista de los más esenciales es la siguiente:

·         Luteína, que se encuentra en frutas naranjas o amarillas, como la naranja o la papaya.

·         Zeaxantina, que la contienen los vegetales de hoja verde y otros alimentos como el huevo.

·         Vitamina E, muy importante como antioxidante y que se encuentran en nueces, cereales que contienen altos porcentajes de esta vitamina y el camote.

·         Vitamina C, que se obtiene a través de las fresas, frutas cítricas, kiwi, etc.

·         Zinc, presente en el germen de trigo, chocolate, cacahuate, calabaza, entre otros.

·         Ácidos grasos como Omega3 que se puede hallar en el pescado y productos del mar.

·         Resveratrol, contenido en las uvas rojas, moras o chocolate amargo.

Algunas recomendaciones adicionales para evitar cambios degenerativos en la visión pueden ser protegerse de los rayos ultravioleta y evitar hábitos como fumar, ya que es algo que contribuye considerablemente a su desarrollo.

Laboratorios Théa, interesado en generar una cultura y educación en salud visual, busca reiterar la importancia de visitar periódicamente al oftalmólogo, no auto medicarse y acudir a revisión ante el primer síntoma de malestar.

* La Dra. Voorduin, Vocera de Laboratorios Théa, especialista en Enfermedades Inflamatorias Oculares. Docente en la Universidad Nacional Autónoma de México, como Profesor Titular del Curso de Posgrado para Médicos Especialistas: Enfermedades Inflamatorias Oculares, y en la Universidad La Salle, como Profesor Titular del Curso de Oftalmología para Estudiantes de Pregrado. Es miembro certificado del Consejo Mexicano de Oftalmología, de la Sociedad Mexicana de Oftalmología, del Centro Mexicano de Enfermedades Inflamatorias Oculares y de la Association for Research in Vision and Ophthalmology (ARVO).

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button