Noticias

Registro Civil de Mexicali se ha negado 4 veces a casarlos

Mundodehoy.com.- Cuatro veces les han cancelado la boda las autoridades del Registro Civil de Mexicali, Baja California a Víctor y Fernando, quienes a pesar de contar con un amparo de la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN)  que exige a las autoridades bajacalifornianas celebrar su unión, estas se han negado a ejecutarlo.

De visita en la Ciudad de México para interponer una queja ante el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación y otra ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos por la situación, Fernando Urías, integrante de la pareja, afirma en entrevista estar asombrado de que en cada una de las ocasiones la cancelación se ha dado en instantes previos a la ceremonia.

La primera ocasión fue en junio de 2013. Las autoridades del Registro Civil de Mexicali argumentaron que el artículo Código Civil de la entidad sólo reconocía como matrimonio “la unión de un hombre y una mujer para convivir y realizar los fines esenciales de la familia como institución social y civil”.

Ante los hechos, la pareja recurrió al abogado Alex Alí Méndez Díaz, promotor de amparos en todo el país para que parejas del mismo sexo accedan a su derecho a celebrar matrimonio y recibió una sentencia favorable por parte de la SCJN en julio de 2014 para poder contraer matrimonio en Mexicali y así poder concretar más de 10 años de relación.

La fecha propuesta por el Registro Civil para la ceremonia fue el 21 de noviembre de 2014. Ese día fueron al Registro una vez entregados todos los requisitos. Horas previas a la boda, una persona del Registro llamo al abogado y le dijo que algunos de los requisitos presentados no eran consistentes aunque no especificaron cuáles o por qué.

A pesar del hecho, la pareja se presentó en la dependencia en la hora pactada. Minutos más tarde el inmueble fue desalojado bajo el pretexto de la presencia de una posible bomba y dijeron que hasta las 2: 30 darían información sobre las “inconsistencias” en  la papelería entregada.

De acuerdo con personal del lugar, las firmas de los testigos eran falsas. Ahí presentes, los testigos ratificaron que los documentos habían sido firmados por ellos. Entonces, el personal  dijo que también había anomalías en una de las actas de nacimientos y en la Clave Única del Registro de Población.

La situación provocó que se interpusiera un recurso de revisión. Este fue resuelto por el juez 4 de juzgado de distrito quien ordenó que en un plazo de tres días habría de resolverse la situación.

Entonces, relata Fernando, el Registro Civil los buscó para firmar un documento de común acuerdo en el que se señalaba que todos los requisitos estaban en orden. Incluso rebasado, pues habían presentado certificados médicos donde se especificaba que no presentaba ninguna infección de transmisión sexual ni enfermedades crónicas.

Locura

Tras pasar la prueba, les asignaron la fecha del 10 de enero de 2015 a las 14:30 hrs. El ocho de enero del año en curso, les informaron que la encargada de dar las pláticas prematrimoniales, Angélica Guadalupe González Sánchez, interpuso una demanda alegando que en 2013 la pareja que había asistido a las pláticas estaba conformada por un hombre y una mujer y no dos hombres. 

Por tal razón, acudieron de nueva cuenta a las pláticas del jueves para volver a cumplir con el requisito. Al verlos llegar, el personal comentó que por única ocasión se cancelaría la plática. La gente preguntó por su constancia de asistencia y Angélica les dijo que se los iban a dar pero a Víctor y Fernando  les pidió que se esperaran.

De acuerdo con Fernando, en las pláticas  hablan de que el hombre debe trabajar y la mujer quedarse en casa. “No es una plática incluyente donde se hablen de asuntos legales sino más bien de corte religioso”, afirma el entrevistado y asegura que esto se debe a que ella es la presidenta y apoderada legal de la Coalición de Familias de Baja California A. C., una organización cuyo objetivo es “realizar actividades que fomenten los valores tradicionales de la familia, la equidad y respeto en las relaciones humanas entre sus miembros”.

Tras atender a las demás parejas, todas heterosexuales, y darles su constancia de asistencia la plática, a pesar de que no se había llevado a cabo, González Sánchez le dijo a Víctor y Fernando que no les entregaría nada porque habían falsificado papeles y pruebas y se retiró.

Minuto después, tras ser increpada por la pareja, les argumentó que ella podía reservarse el derecho de  a quien darle el papelito y a quien no.

Con información de Notiese

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close