Noticias

Iniciativa en pro de las trabajadoras del hogar

 

México DF, enero 28 de 2015. – A pesar de existir más de dos millones de trabajadoras del hogar que no cuentan con derechos básicos laborales como un salario bien remunerado, horarios fijos, seguro social, vacaciones, indemnización, jubilación o un trato digno, desde la perspectiva del gobierno mexicano, “es un tema que no le importa a nadie”, aseguró en conferencia de prensa, el analista político, Ricardo Raphael de la Madrid.
Sin embargo, para empleadoras y empleadores, incluidas diversas organizaciones a favor de las trabajadoras del hogar, como el Centro de Apoyo y Capacitación para Empleadas del Hogar (CACEH), liderada por Marcelina Bautista o la actriz, Tiaré Scanda, estos temas sí importan.
Por ello, se presentó el proyecto Hogar Justo Hogar, el cual tiene como propósito que empleadoras y empleadores conozcan, difundan y respeten los derechos de las trabajadoras del hogar además que este espacio sirva para que las y los empleadores dialoguen en lo individual y colectivo para mejorar la condición de quienes trabajan en éste sector, comentó Ricardo Raphel,  quien también es académico del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).
Durante el evento, realizado en el Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir, se recordó que hace un año, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, se comprometió a someter a discusión en las instancias correspondientes el Convenio 189  y la recomendación 201 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) -acuerdo que garantiza los derechos laborales de las trabajadoras del hogar-, para su análisis y ratificación, sin embargo, aún se espera que la promesa sea cumplida.
Marcelina Bautista, fundadora del Centro de Apoyo y Capacitación para Empleadas del Hogar (CACEH) dijo sentirse traicionada por el funcionario, pues nuevamente los derechos de las empleadas siguen siendo ignorados por las instancias de gobierno.
Con respecto a la situación de las trabajadoras del hogar, y de acuerdo con cifras condensadas en el Reporte sobre Discriminación en México 2012, elaborado por el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación y el CIDE, una de cada 10 son mujeres trabajadoras del hogar; cuatro de cada 10 trabajadoras laboran más de 40 horas a la semana; siete de cada 10 ganan menos de dos salarios mínimos; ocho de cada 10 no cuentan con una pensión para el retiro, pero una de cada 10 no tiene convenio escrito de trabajo (donde se establezcan horarios laborales, prima vacacional ó aguinaldo).
Con lo anterior, la iniciativa,  “Hogar Justo Hogar”  pretende ser un “brazo de empleadores” que establezca una relación laboral basada en derechos y obligaciones de ambas partes – empleadores y trabajadoras -, sin embargo Ricardo Raphael, puntualizó que con ello no se le debe restar responsabilidad al Estado, pues los y las empleadoras no pretenden sustituirlo y mucho menos subsidiar esta responsabilidad constitucional.
Por su parte, la activista y actriz Tiaré Scanda comentó que el colectivo de empleadores presionará a los poderes ejecutivo y legislativo para proveer de sus derechos laborales a las trabajadoras del hogar y resaltó la importancia de crear un contrato laboral para las empleadas, en el que se establezcan actividades específicas, horarios, remuneración, días de descanso, vacaciones y aguinaldo. De modo que tanto empleado y trabajadoras tengan la protección de un documento oficial que los avale.
Por último, la también ganadora del Premio Internacional por la Igualdad y la No Discriminación 2013, Marcelina Bautista, aplaudió la creación de la iniciativa, pues con ello se permitirá un diálogo en defensa, promoción y obligación entre ambas partes. De igual forma, entregó una propuesta de contrato laboral a los creadores de la iniciativa para este discriminado sector, el cual contiene características del Convenio 189.


Información de NotieSe

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close