Noticias

¿Qué comieron tus hijos?

Mundodehoy.com.- Alianza por la Salud Alimentaria lanza la campaña ¿Hoy que comieron tus hijos?, con el fin de concientizar a la sociedad y al gobierno, acerca de los riesgos que se tienen en alimentos de alto consumo de comida chatarra.

Con esta campaña se busca generar un sentimiento de preocupación y protección en relación a la obesidad infantil y el medio ambiente obesigénico que viven las y los niños; ya que México se encuentra actualmente a nivel mundial en el sexto lugar, teniendo una de las tasas más altas de mortalidad por este padecimiento.

Con base en el estudio “Kilos de Más, Pesos de Menos”, elaborado por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), existen alrededor de 8 millones 600 mil diabéticos por sobrepeso y obesidad (considerando sólo mayores de 20 años), de los cuales 49% no han sido diagnosticados (ENSANUT 2006).

Por tanto uno de cada tres niños padecerá diabetes a lo largo de su vida, respecto a una proyección que realizaron especialistas enfocados a la alimentación de las y los niños en México, quienes también proyectaron que  los niños que nacieron en 2010 padecerán diabetes a lo largo de su vida, tomando en cuenta la incidencia de esta enfermedad desde 2005, donde no se actúa de forma inmediata. 

Por su parte, Joel Rodríguez Saldaña, director del Centro Multidisciplinario de Diabetes de la Ciudad de México, comentó: “Estudios científicos han demostrado que variaciones moderadas en el peso de niñas y niños entre ocho y nueve años, conllevan riesgo de enfermedades cardiovasculares y de diabetes a lo largo de su vida”.

En relación con las mediciones de sobrepeso y obesidad: uno de cada tres niños y siete de cada 10 adultos sufren este tipo de padecimientos, siendo la principal causa de diabetes tipo 2 con 80%.

La diabetes tipo 2 asociada al sobrepeso y obesidad cuesta más de $85 mil millones de pesos al año y tan sólo en productividad anualmente se pierden por esta causa más de 400 millones de horas laborales, lo que equivale a más de 184 mil empleados de tiempo completo.

El deterioro en los hábitos alimenticios de los mexicanos empezando desde la niñez es la principal causa de esta epidemia.

Somos los mexicanos los mayores consumidores de refrescos y bebidas azucaradas —163 litros por persona al año—, así como de pastelillos más de 19 kilos al año.

También nos encontramos encabezando la lista de los consumidores de cereales previamente azucarados, botanas y confitería.

A pesar de la grave situación que enfrenta el país no se están tomando las medidas adecuadas.

Las regulaciones implementadas por el gobierno para enfrentar el sobrepeso, la obesidad y la diabetes carecen de rigor y han sido influidas por la gran industria de alimentos y bebidas.

Alma Meneses, responsable del área de Legislación y Políticas Públicas de la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM), señaló: “Actualmente en el Estado mexicano, la política de salud se construye a partir de una perspectiva de contención y reacción. Es decir, una vez que niñas y niños están enfermos es cuando interviene. Por esta razón, es necesario que se realice una estrategia integral preventiva donde se fomente la participación de niños y niñas para el cambio de cultura alimentaria que se necesita“.

México es reconocido entre la comunidad mundial como uno de los primeros en presentar una estrategia nacional sobre obesidad, sin embargo la duda surge si las medidas fiscales son simples generadoras de ingresos y la Estrategia Nacional para la Prevención y el Control del Sobrepeso, la Obesidad y la Diabetes es sólo para mostrar a la comunidad mundial que se tiene algo, mientras los poderosos intereses económicos de la industria de este tipo de productos son los que están al frente en la elaboración de las políticas públicas, anteponiéndose a la salud pública y promoviendo la epidemia de obesidad y diabetes.

Adicional a su objetivo principal, la campaña ‘¿Hoy que comieron tus hijos?’ desea hacer reflexionar a las madres y padres de familia sobre el daño que puede generar en sus hijos la comida chatarra y las bebidas azucaradas.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close