Noticias

Día Mundial de la Tuberculosis

Mundodehoy.com.- En el marco del Día Mundial de la Tuberculosis (TB), el Instituto Mexicano del Seguro social (IMSS), resaltó los síntomas de alerta ante esta enfermedad que es considerada un problema de salud pública.

La Tuberculosis, es una infección considerada actualmente como un problema que es causada por el Mycobacterium tuberculosis o bacilo de Koch que ataca principalmente los pulmones; padecimiento que es conocida como “simuladora” debido a que por los síntomas resultan ser de difícil diagnostico inmediato.

La doctora Leticia Valdés Ramírez, coordinadora de Salud Pública del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Delegación Estado de México Poniente, indica que los síntomas de alerta son, fiebre recurrente, tos severa con duración de dos a tres semanas, pérdida de peso, flemas con sangre o mucosidad, debilidad, fatiga y sudores nocturnos.

Artículos relacionados

Este padecimiento se propaga a través del aire, ya que cuando una persona padece tuberculosis y  tose, estornuda o habla; propicia que la batería se expanda e infecte a otros individuos, sobre todo si estos tienen un sistema inmunológico débil.

Los principales factores de riesgo para desarrollar tuberculosis son, defensas bajas, existencia de enfermedades crónico degenerativas como la diabetes; personas con el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) y desnutrición.

La doctora Valdés Ramírez destacó que es importante que si una persona presenta los síntomas antes mencionados acuda inmediatamente a su Unidad de  Medicina Familiar (UMF) para que se le practiquen los exámenes de laboratorio (muestras de sangre y orina) para confirmar o descartar el diagnóstico.

Asimismo existe dos tipos de tuberculosis: la latente que se presenta en edad adulta y si no se trata adecuadamente puede ser mortal; y la activa que puede curarse con tratamiento médico prolongado.

El IMSS en colaboración con el sector salud, ofrecen un programa de diagnóstico y cuidado para pacientes con tuberculosis, sean o no derechohabientes.

El tratamiento más convencional es el TAES (Tratamiento Antifímico Estrictamente Supervisado), que se suministra en el Seguro Social y tienen una duración de tres a seis meses, de acuerdo con la evolución de la enfermedad.

La especialista del IMSS hace algunas recomendaciones entre las que están: evitar la ingesta de leche bronca o sin hervir, lavarse las manos constantemente, cubrirse la boca al toser o estornudar, mantener en constante supervisión médica ante cualquier síntoma de alerta, ya que los especialistas son quienes determinarán las medidas necesarias para evitar contagios.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Le recomendamos
Close
Back to top button