Noticias

Herbicida puede causar cáncer y daños al ADN

Mundodehoy.com.- El uso del herbicida glifosato de la empresa Monsanto, puede causar cáncer en las personas y daños en el ADN, de acuerdo a la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés), dependiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La agencia dio a conocer en días pasados los resultados del estudio en la revista The Lancet, la OMS indicó que se cuenta con evidencia sobre los impactos negativos del uso de agroquímicos y cultivos transgénicos que hacen imperativo la prohibición de su uso.

El informe completo se publicará en los próximos meses en el Volumen 112 de las Monografías de la IARC.

El glifosato es uno de los agroquímicos más usados a nivel mundial en el cultivo de transgénicos. Es el herbicida mayormente utilizado a nivel mundial en más de 750 productos para la agricultura, forestales y urbanos. Fue creado por la trasnacional Monsanto bajo la marca Roundup.

Su uso se ha incrementado notablemente con el desarrollo de variedades de cultivos resistentes al glifosato modificados genéticamente.

Monsanto afirma en su página que “el glifosato está clasificado en la Categoría de Menor Riesgo Toxicológico (Clase IV), es decir, productos que normalmente no ofrecen peligro, según el criterio adoptado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la FAO”.

Asimismo la empresa afirmó que las conclusiones de la OMS no se apoyan en datos científicos. “Creemos que las conclusiones sobre un asunto tan importante como la seguridad humana deben de ser sin sesgo, exhaustivas y basadas en ciencia de calidad que se adhiera a las normas internacionalmente reconocidas”, dijo Monsanto sobre el glifosato.

No obstante, en los resultados de la Agencia para la Investigación sobre el Cáncer de la OMS éste fue clasificado como “probablemente cancerígeno para los seres humanos”.

El informe de la IARCA dice que el glifosato ha sido detectado en el aire durante la pulverización de los cultivos en los que fue  utilizado, en el agua y en los alimentos.

El reporte indica que en las personas que trabajan o viven en zonas aledañas a los campos donde se utiliza esta sustancia se ha detectado la presencia de este herbicida en la sangre y la orina de los trabajadores agrícolas.

Los mismos reportes refieren sobre daños en el ADN y los cromosomas en los mamíferos, y en células humanas y animales in vitro. En estudios realizados en ratones se vinculó su uso con el desarrollo de tumores. 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close