Noticias

La importancia de la salud oral en pequeños y grandes

LaSalud.mx.- Un estudio revela como el cuidado dental podría llevarlo a muchos años con una bella sonrisa de la que se pueda sentir orgulloso.

Investigadores de los Centros para el Control de Enfermedades encontraron que el  91 por ciento de adultos menores de 65 años admitieron haber tenido por lo menos una caries y, si incluimos a los mayores de 65, llega a 96 por ciento.

Un conjunto de dientes fuertes y saludables es mucho más que simplemente una bella sonrisa.

Es un importante indicador de una óptima salud oral completa.

Y esto trae consigo consecuencias: solo la mitad de los menores de 65 años todavía tienen un dentadura completa. Y tanto como uno de cada cinco estadounidenses mayores de 65 no tienen dientes naturales algunos.

Eso podría parecer lo suficientemente alarmante, como para hacerle cepillar y utilizar el hilo dental, además de visitar al dentista regularmente.

Son unos simples pasos para mantener alejado el taladro dental y tener más de qué sonreír.

Por otra parte, la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP) dio a conocer nuevas recomendaciones relacionadas a la salud dental de los menores.

En sus nuevas guías para padres, la AAP recomienda que todos los niños comiencen a usar pasta dental con flúor cuando los dientes aparezcan por primera vez, independientemente del nivel de riesgo de caries.

Para los niños de tres años o menos, también se les recomienda utilizar una cantidad de pasta dental equivalente al tamaño de un grano de arroz, según la AAP.

Para los mayores de tres años, es aconsejable una cantidad similar al tamaño de un guisante o arveja.

A medida que los dientes comiencen a aparecer, los dentistas recomiendan que se aplique una capa de flúor cada tres a seis meses.

Sin embargo, no se recomienda enjuagues con flúor sin prescripción médica para niños menores de seis años, debido al riesgo de que puedan tragar esa sustancia.

Los investigadores también recomiendan que se consideren suplementos dietéticos con flúor para niños que vivan en áreas donde el agua de la comunidad no lo contenga o para aquellos que tomen agua sin flúor de un pozo.

La fluorización del agua potable comenzó en varias regiones de EE.UU. en 1945, cuando los científicos descubrieron que la población que vivía en áreas con mayores niveles de flúor en el agua típicamente tenía menos caries.

Hoy en día, el flúor se usa en el agua potable suministrada a dos de cada tres personas, según la Sociedad Estadounidense contra el Cáncer.

Con esta información, los dentistas esperan que los niños puedan evitar la formación de caries.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close