Noticias

El cáncer de colon ocupa el cuarto lugar en México

Oncologia.mx.- El cáncer de colon ocupa el cuarto lugar en el país, incidencia que puede desarrollar metástasis en quienes lo padecen y aunque en 2006 se calculó que anualmente se diagnosticaban siete mil nuevos casos, expertos en Oncología señalaron en conferencia de prensa que no hay un registro preciso sobre el número de afectados con este mal. 

Para agravar la situación, aproximadamente uno de cada dos pacientes llega al experto cuando la enfermedad está en etapas avanzadas debido a diagnósticos deficientes, pues suele ser confundido con otros padecimientos como colitis, gastritis o hemorroides.

Al respecto la presidenta de la Sociedad Mexicana de Oncología, Laura Torrecillas, explicó que el cáncer colorrectal es cada vez más frecuente debido a factores como la obesidad y la diabetes, así como una dieta poco balanceada.

Consuelo Díaz Romero, especialista adscrita a la Unidad Funcional de Tumores Gastrointestinales del Instituto Nacional de Cancerología (Incan), recordó que hay metástasis cuando el cáncer se presenta en otras partes del cuerpo.

Cuando eso ocurre, los pacientes tienen problemas importantes en su estado general de salud, como falta de movilidad, fatiga excesiva, náuseas, vómito, pérdida de peso y dolor, entre otros síntomas.

Por su lado, Alejandro Silva, jefe del Servicio de Oncología del Centro Médico Nacional Siglo XXI del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), expresó que actualmente se cuenta con nuevas terapias que logran una mayor vida a los pacientes.

Uno de ellos es la regorafenib, la cual ha demostrado reducir el riesgo de mortalidad 23 por ciento y la progresión de cáncer en 51 por ciento.

Este medicamento de tercera línea está indicado para pacientes con metástasis que no han tenido buenos resultados con los tratamientos de primera y segunda líneas.

Los cánceres colorrectales suelen desarrollarse lentamente durante varios años, inician con la aparición de uno o varios pólipos (tumoraciones o protuberancias) que se forman en la parte interna del colón o el recto.

Se recomienda a la población que a partir de los 50 años de edad se realicen cada cinco años un estudio para determinar si hay sangre oculta en heces y una colposcopía; de haber factores de riesgo, se aconseja practicarlos cada dos o tres años.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close