Noticias

Retos y perspectivas del control del tabaco en México

LaSalud.mx.- En conmemoración del Día Mundial del Tabaco que se celebrará en próximos días, la Sociedad Civil informa acerca de los avances y el cumplimiento de 10 años de la entrada en vigor del Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco (CMCT), único instrumento internacional legalmente vinculante que protege el derecho a la salud en el mundo, firmado por 180 países.

¿Cuál es la situación en la región de las Américas? ¿Cuál es el estatus de cumplimiento de las principales políticas públicas sugeridas por el CMCT en México? Para dar respuesta a estas preguntas, en el marco del Día Mundial sin Tabaco 2015, la Fundación InterAmericana del Corazón México, el Consejo Mexicano contra el Tabaquismo, Comunicación, Diálogo y Conciencia (CÓDICE),  la Alianza contra el Tabaco (ACTA), el Programa de Investigación y Prevención del Tabaquismo de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México y la Alianza Nacional para el Control del Tabaco (ALIENTO), presentaron en conferencia de prensa el Informe de la Sociedad Civil sobre los avances del CMCT 2015.

Erick Antonio Ochoa de FIC México mencionó “América Latina y el Caribe ha sido la región que más ha avanzado en el diseño e instrumentación de políticas públicas para el control del tabaco, algunos con un progreso notable como Uruguay, Brasil, Chile y Panamá, que los ha convertido en un referente mundial de mejores prácticas”.

“Comparado con otros países de la región en el caso de ambientes libres de humo de tabaco México tiene el estatus de incumplimiento; en advertencias sanitarias tiene 65% total, por el 30% de imagen (la mínima recomendada) y 100% de leyenda; nuestro país pertenece al grupo donde la protección contra la publicidad y promoción califica como “sin restricciones o con menos de las mínimas” y en el caso de impuestos, al no ajustarlos en los últimos años, ha caído al 8º lugar (66.6%), detrás de Uruguay (68.7%), Argentina (67.8%) y el resto de países citados” añadió.

Los vacíos en la vigilancia, responsabilidad de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), de la Dirección General Jurídica de la Secretaría de Salud, de la Secretaría de Economía y el Servicio de Administración Tributaria, amenazan no sólo México sino América Latina. El retroceso puede ser mayor en los próximos años.

Por su parte el Dr. Juan Zinser Sierra del el Consejo Mexicano contra el Tabaquismo mencionó “Este es el décimo año en el que organizaciones de la sociedad civil dan seguimiento al cumplimiento del Convenio Marco para el Control del Tabaco  el cual fue hecho por la OMS para saber cuál es el papel de la sociedad civil, de las autoridades sanitarias y las legislativas para poder enfrentar el problema del tabaquismo desde todos sus ángulos. En el informe de la sociedad civil que presentamos pueden consultar claramente los avances y retrocesos de México respecto al control del tabaco”.

Durante la conferencia, los integrantes de las organizaciones civiles hicieron énfasis en que los legisladores del Congreso de la Unión deben diseñar urgentemente enmiendas a la Ley General para el Control del Tabaco para proteger del humo de tabaco los espacios públicos cerrados y las áreas interiores de trabajo; prohibir toda forma de publicidad, promoción y patrocinio; mejorar el tamaño de los pictogramas, las imágenes que advierten de los daños que ocasiona fumar; y, fortalecer los mecanismos de vigilancia sobre los contenidos de los productos que promueve la industria tabacalera.

Eduardo del Castillo de Códice mencionó “Las entidades federativas que han aprobado leyes 100% libres de humo de tabaco en todo espacio cerrado público y de trabajo abarcan al 46 por ciento de la población de México toda vez que, siendo únicamente once entidades, incluyen las de mayor concentración demográfica. De tal forma, la perspectiva actual radica en fomentar la aprobación de leyes 100% LHT en más entidades, en lograr por fin que la ley federal sea 100% LHT y, más allá de ello, que la restricción de fumar en espacios cerrados se cumpla cabalmente, sobre todo en bares y restaurantes –bar, que son los sitios donde existe”.

Respecto al tema de tratamientos para dejar de fumar, la Dra. Guadalupe Ponciano del Programa de Investigación y Prevención del Tabaquismo de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México dijo ”En México es evidente la escasez de políticas públicas, de oferta de intervención y heterogeneidad de desarrollo y falta de retroalimentación de los modelos de tratamiento para dejar de fumar y se no hace de forma urgente las consecuencias cada vez serán peores. Urge hacer programas de prevención y cesación de tabaquismo de forma paralela, ya que éste es una adicción, una enfermedad que requiere tratamiento y atención médica”.

Para finalizar Juan  Núñez Guadarrama de ALIENTO dijo “A diez años de haber entrado en vigor el Convenio Marco para el Control del Tabaco, tal vez sea útil a las y los mexicanos hacer un ejercicio de reflexión colectiva en torno a sus repercusiones en la salud de la población del país y en la vida social, política y económica del mismo. Aportar elementos para la discusión a tal ejercicio pretenden estas líneas, correspondientes al Informe que presentan las organizaciones de la sociedad civil sobre la aplicación en México del CMCT”.

“Este año en que el lema del Día Mundial sin Tabaco es “Alto al Comercio Ilícito” de tabaco, redoblaremos nuestros esfuerzos para acotar esa que es la más clara muestra de comercio ilícito de la sustancia: la venta callejera de cigarros por unidad, a menores de edad y en muchos casos por menores de edad. Otro renglón de prioridad es el acompañamiento a las autoridades hacendarias en la aplicación de controles estrictos a partir de códigos de seguridad del tabaco producido en México, independientes de la industria tabacalera. Y, claro, que reprobamos también el ingreso y el comercio de tabaco de contrabando, no porque el producido en el país contenga vitaminas y minerales, sino porque a los riesgos que todo tabaco tiene, agrega la posibilidad de contener pesticidas y otras sustancias prohibidas en nuestro territorio”, puntualizó Núñez.

Entre otros temas que se pueden revisar en el Informe de la Sociedad Civil se  menciona que  en los avances en materia de impuestos a los productos de tabaco obtenidos entre 2007 y 2011 se han visto empañados por lo ocurrido en los últimos años. El gobierno ha debilitado una de las políticas más efectivas para proteger la salud de la población y ha perdido la oportunidad de obtener ingresos adicionales en un momento en el que son particularmente urgentes por la caída de los precios del petróleo. En un contexto de crisis fiscal por los precios del petróleo, México debe elevar los impuestos a productos de tabaco a la brevedad.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close