Noticias

Aumenta el número de mujeres jóvenes con cáncer

Por: Xochitl Celaya Enríquez

CancerdeMama.mx.- En México se incrementó el número de mujeres jóvenes que desarrollaron cáncer de mama metastásico debido a que una de cada veinte reproduce células cancerígenas en sus senos y no tiene un diagnóstico temprano, aseguró Laura Torrecillas, especialista en oncología y medicina interna.

En entrevista, la presidenta de la Sociedad Mexicana de Oncología afirmó que  en el país, el cáncer de mama metastásico se gesta en mujeres de entre 48 y 50 años de edad si no han tenido un tratamiento adecuado contra el cáncer en etapas iniciales, sin embargo, también puede presentarse en edades más tempranas.  

Por esa razón, puntualizó que todas las mujeres tienen probabilidades de desarrollar esta patología y se incrementa el riesgo si algún familiar cuenta con antecedentes de cáncer.

De acuerdo con la oncóloga, los estudios realizados en el 2006 arrojaron que en México se tenían entre nueve mil y diez mil casos de cáncer de mama, de los cuales, la mitad se diagnosticaron en etapas avanzadas.

El diagnóstico

El cáncer de mama se diagnostica por primera vez a través de una biopsia que consiste en tomar un pedacito de tumor para saber si se trata de esta patología. Una vez identificada, se realizan estudios especializados de laboratorio y rayos X para conocer el sitio donde están localizadas las células afectadas, explicó Torrecillas.

La oncóloga aseguró que si la patología se localiza únicamente en la mama se pueden realizar cirugías para extirpar el tumor o se indican tratamientos que consisten  en radiaciones locales para atacar las células afectadas; sin embargo, en el caso del cáncer metastásico, que es cuando las células afectadas se han se han diseminado por varios sitios fuera de la mama, el tratamiento debe ser sistémico, ya que implica la aplicación de fármacos especializados en todo el organismo para que de esta forma actúen en el tumor y en los tejidos que tengan probabilidad de estar afectados.

El cáncer de mama metastásico puede desarrollarse en mujeres que hayan tenido un tumor pequeño en etapas tempranas, y que a pesar de las cirugías y tratamientos controlados, se presente, años después, un resurgimiento de células afectadas incluso fuera del sitio donde las operaron, lo cual significa que las pacientes tendrán una recaída que pondrá en riesgo su vida.

De acuerdo con la también integrante de la Sociedad Americana de Oncología Clínica, cuando se habla de enfermedad metastásica se refieren a aquellos implantes de tumor que se desarrollan fuera de la mama por ello implica que se considere un cáncer avanzado que no tiene posibilidades de curación por lo que solo se controlan de forma temporal con tratamientos específicos con quimioterapia.

Tratamiento

La especialista afirmó que una vez que se desarrolla el cáncer de mama metastásico o diseminado, casi todas las pacientes fallecen, esto significa que de cada 100 mujeres con este diagnóstico sólo dos tienen la probabilidad de curarse, debido a que en ellas se les pueda realizar una cirugía en zonas afectadas como pulmones o hígado y por ello pueden prolongar su vida; sin embargo, la gran mayoría muere a causa de dicha complicación.

Torrecillas explicó que para el tratamiento de cáncer de mama metastásico se requiere de quimioterapias, las cuales consisten en la aplicación de tóxicos para las células (isotóxicos) y se administran en combinación con medicamentos de primera línea. Esta terapia funciona para algunas mujeres pero en algún momento pueden desarrollar resistencia a los fármacos por lo que se requieren una combinación distinta (segunda línea).

Debido a la complicación de esta patología, añadió, se ha desarrollado el mesilato de eribulina, un fármaco innovador para el cáncer de mama metastásico, el cual permite alargar la sobrevida de las pacientes hasta por dos meses ya que no sólo ataca el tumor, sino que ayuda a mantenerlas exentas de complicaciones importantes como dolor y sangrado, hecho de suma importancia si se compara con lo que tradicionalmente se lograba con las terapias de soporte las cuales solo evitaban algunas molestias.

La especialista explicó que este fármaco, que proviene de esponjas marinas descubiertas en Japón, se administra en tercera línea, cuando las pacientes han sido expuestas a otras quimioterapias (antraxiclinas y taxanos). 

Agregó que es una nueva opción de tratamiento en etapa avanzada del cáncer y disminuye síntomas como falta de aire provocada por metástasis en los pulmones, aumentando el periodo en que se mantiene controlado el funcionamiento de este órgano.

El fármaco cuenta con la aprobación de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios y se encuentra disponible de forma privada para cualquier paciente con receta médica. Se espera que pronto se incluya en el cuadro básico dentro del Instituto Mexicano del Seguro Social y del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado.

Prevención

La también integrante activa de la Sociedad Europea de Oncología Médica exhortó a las mujeres a examinar sus pechos para detectar alguna bolita o tumoración dura. Explicó que es muy importante debido a que cuando éstas  se presentan y no duelen por lo que las personas piensan que puede  ser benigno, y en general, no es así, es el primer foco rojo para que un especialista examine.

Sobre la autoexploración mencionó que se debe realizar en la ducha para facilitar el   deslice la mano y se detecta algún cambio. Recomendó que las palpaciones se deben realizar por lo menos una vez al mes sobre todo durante el periodo menstrual que es cuando más suave se encuentran los senos.

Aseguró que a partir de los 45 años, todas las mujeres deben realizarse anualmente una mamografía tengan o no antecedentes de cáncer y aquellas con historial familiar de uno o dos brotes de cáncer de mama, deben tener una vigilancia continua de un especialista.

Cuando se detecta una bolita en los senos,  aunque se tengan 18 años, se debe ir de inmediato con un especialista ya que este tipo de tumores pueden formarse en edades tempranas y aunque en esta etapa la mayoría son benignos puede haber una excepción. “El cáncer de mama se puede curar si se diagnostica a tiempo por ello es necesario tener un cuidado de los senos para evitar complicaciones futuras”, finalizó.

Fuente Notiese

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close