Noticias

El rey de los Godínez

Mundodehoy.com.- Trabajar en una oficina tiene sus altas y sus bajas. Hay días aburridos y días divertidos. Los compañeros de trabajo son fenomenales u odiosos, pero siempre hay alguien que sobresale de todos ellos: el famoso Godín. A veces es muy fácil identificarlo, pero otras veces, hay tantos candidatos que no se sabe con precisión quién es el Godín de Godínez.  Con estos tips puedes descubrir quién es el rey de los Godínez y si te ves reflejado en alguno de ellos… ¡Ups!

Un Godín por excelencia, detesta su trabajo pero no se atreve a dejarlo. Se queja y se queja y se queja y al final del día vuelve a él contento. Sí, es un tanto contradictorio el pensamiento Godín pero eso lo mantiene feliz en el fondo. 

Un Godín no conoce la luz del día, pues trabaja de foco a foco. Cuando cambiamos al horario de verano se “saca de onda” porque cuando sale de trabajar ve una luz intensa… ¡Ay Godín!

Los Godínez se mueven en manada. Van a comer a la fonda de la esquina en grupo. Cada día escogen una fondita diferente “para variarle”, aunque saben que el menú es el mismo en todas. Disfrutan de su comida sin verduras, pero bien llenadora. Cuando el traje ya no les comienza a quedar cambian a las ensaladas, que regularmente, dejan a los dos días porque “no saben a nada” y “son demasiado nutritivas”, aunque ojo, encontramos algunos Godín con excelente figura y apariencia, así que ser uno de ellos, no es sinónimo de gordura o fealdad, ni viceversa. Lo que sí es un hecho, es que con buena, regular o mala apariencia, siempre traerán su gafete colgando. 

Los Godínez disfrutan mucho del “viernes casual”. No tienen que ponerse traje, entonces optan por una vestimenta cómoda pero formal. Es común encontrarlos con sus pantalones caqui, su camisa blanca y zapato cómodo negro o café, acompañado de un suéter de grecas –o liso color rosa-, que combina con su “outfit” de viernes. Ese día se sienten libres como el viento.

El día clave para el Godín es la quincena. Van al cajero tres veces para revisar que ya haya caído el depósito y cuando ya cayó hacen planes para ir al bar en la noche con los cuates (al cual asistirán con el gafete colgando). Se queman la quincena en un santiamén y como no saben que ordenar comida a domicilio por internet no cuesta más e incluso se pueden encontrar unas súper ofertas, comienzan a llevar sopitas de microondas al trabajo porque ya no pueden ir a la fonda. 

Los Godínez, a pesar de que utilizan la tecnología para trabajar, están en contra de usarla para su vida cotidiana (a excepción del Facebook, donde postean, desde su trabajo o coche, todo lo que hacen, ven, sienten…) El Godín, por excelencia no usará la App de SinDelantal.Mx para hacer pedidos de comida en línea a domicilio. Al contrario, necea con utilizar el teléfono, aunque esto le cueste muchos intentos para poder comunicarse. Y claro, cuando por fin lo logra, ¡se le corta la llamada! ¿Ya mencionamos que Godín será el que siempre le eche la culpa de sus desventuras a la suerte? Sí, pero sigamos con la identificación, estábamos en que ordena su comida vía telefónica… Vuelve a intentarlo, logra hacer su pedido (a estas alturas ya muere de hambre) y su orden, cuando llega, está mal o incompleta. Todo esto se lo podría evitar si se decidiera a utilizar la tecnología a su favor pero sabemos que en el fondo, el Godín es un poco masoquista.

Si te identificaste con alguna de las características de los Godínez, no te preocupes, todos, absolutamente todos, alguna vez hemos sido, somos o seremos un Godín pero atención, que no te descubran solo porque no sabes cómo usar una plataforma de pedidos de comida en línea.



 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close