Noticias

Obesidad, afecta pubertad de niños y niñas; experto

Por: Leonardo Bastida Aguilar

LaSalud.mx.- La pubertad es la etapa de la vida de un ser humano en la cual el niño o la niña maduran sexualmente y tiene un bono de crecimiento de estatura a causa de la liberación de hormonas como la testosterona o los estrógenos, sin embargo, una vez que se presenta, el ritmo de crecimiento se reduce a los pocos años, por esa razón, consideró el endocrinólogo pediatra, Arturo Ayala, es necesario supervisar que el crecimiento de las niñas y niños se de en las edades adecuadas y no de adelante a fin de evitar futuras complicaciones.

En conferencia de prensa, el médico del Centro Pediátrico del Crecimiento en la Ciudad de México explicó que la producción de hormonas sexuales ayudan a que una niña crezca de manera rápida alrededor de 12 centímetros y un varón alrededor de 15 en lugar de los cinco centímetros por año, sin embargo, este crecimiento acelerado no se repetirá en la vida de la persona y más bien casi alcanzará la estatura de la vida adulta.

Sin embargo, indicó Ayala, en caso de que el proceso de pubertad se presente de manera precoz, es decir, antes de los ocho años en la niña y nueve años en el niño, se pueden presentar ciertas complicaciones en la salud. Por ejemplo, reforzó,  una mujer, una vez que menstrua, sólo crece alrededor de cinco centímetros más, y en caso de tener una estatura menor al metro con cincuenta, cuando decida ser madre, tendrá que ser sometida de manera forzosa a una cesárea.

Factores

Para el miembro activo de la Sociedad Mexicana de Endocrinología Pediátrica, la obesidad es un factor que afecta de manera sustancial las etapas de crecimiento de los menores y acelera la presencia de la pubertad pues la grasa, al realizar su síntesis, produce estrógenos, los cuales, a partir de los ochos años, aceleran este.

El crecimiento del ser humano, entre los dos y ocho años de edad, está regulado por la hormona del crecimiento y a partir de los ocho por los estrógenos y la testosterona, según el sexo de la persona, aclaró.

Una pubertad “normal” indicó significa que una niña comience a desarrollar sus pechos a los ocho años, dos años más tarde comienza a ver la aparición de vello púbico y a los doce, la primera menstruación; en el caso de los niños, a los nueve, crecimiento testicular y dos años más tarde presencia de vello púbico y un “gran estirón”.   

De esta manera, recomendó una alimentación en la que haya nutrientes básicos como calcio, hierro, vitamina D y zinc, además de arginina y lisina; una higiene de sueño correcta entre los cuatro y nueve años en la que los horarios de dormir sean de entre las 8 y media de la noche y las seis y media de la mañana y no haya siestas vespertinas de más de 40 minutos; actividad física dos veces a las semana de carácter recreativo y no competitivo, antes los nueve años, y tres veces, después de los nueve; dedicar a cada alimento del día alrededor de media hora, y una comunicación abierta con los hijos a fin de percibir los cambios en sus cuerpos.

De acuerdo con su experiencia profesional, el integrante de la Sociedad Latinoamericana de Endocrinología Pediátrica comentó que la pubertad precoz se presenta más en mujeres que hombres.

Fuente Notiese

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close