Noticias

Instituto de Cardiología, se suma a cruzada para prevenir muertes por trombosis

DeTodoCorazon.mx.- La Sociedad Internacional de Trombosis y Hemostasia (ISTH por sus siglas en inglés)  instauró el Día Mundial de la Trombosis el pasado 13 de octubre de 2014 y ha lanzado un llamado para tomar acciones destinadas a prevenir esta grave complicación, que se ha convertido en un problema de salud. Este año 2015 se llevará a cabo la segunda edición y cada vez se suman más organizaciones a través de todo el mundo. El propósito es difundir las medidas necesarias para disminuir la mortalidad y las secuelas que causan las enfermedades por trombosis,  fenómeno responsable de la primera causa de fallecimientos en el mundo. 

Esta campaña mundial tiene como objetivo llevar estos conocimientos a la población general, tanto a los profesionales de la salud (médicos y enfermeras),  como a los enfermos y sus familiares.

Los coágulos pueden causar graves complicaciones, incluso la muerte, cuando obstruyen un vaso sanguíneo que irriga a un órgano vital. A este fenómeno se le denomina “trombosis” y puede ocurrir en las venas  o en las arterias de las piernas, de los pulmones, del cerebro y en las cavidades del corazón. Cuando un coágulo se desprende y obstruye un vaso sanguíneo a distancia, se denomina “tromboembolia”. Los coágulos más graves y, desafortunadamente, los más frecuentes, son los que van de las piernas al pulmón (tromboembolia pulmonar) y los que van del corazón al cerebro (embolia cerebral). Una de cada cuatro personas en el mundo muere por causas relacionadas con un coágulo de este tipo. Los coágulos en las piernas y en los pulmones son la principal causa de muerte y de discapacidad en todo el mundo.

Estar hospitalizado es un factor de riesgo para el desarrollo de un coágulo en las piernas; se calcula que hasta el 60 por ciento de todos los casos de tromboembolia están asociados a un internamiento. La tromboembolia pulmonar es la causa PREVENIBLE  más común de muerte hospitalaria, por delante de la infección y de la neumonía.

Los coágulos sanguíneos pueden ser prevenidos. Cualquier paciente que se va a internar en un hospital debe pensar en el riesgo de sufrir coágulos en las piernas y en el pulmón. Los enfermos deben ejercer su derecho e insistir en que se les haga una evaluación del riesgo de desarrollar coágulos en las piernas o en los pulmones y que se utilicen medidas de prevención. Esto es una prioridad para los pacientes y para el personal del hospital y tiene como propósito evitar complicaciones serias y prevenir la muerte. 

Los factores de  riesgo más altos para desarrollar trombosis son: una estancia hospitalaria prolongada, cirugías de cadera y de rodilla o relacionadas al cáncer, inmovilización por periodos prolongados, como ocurre después de los accidentes y de las fracturas, así como en las lesiones del sistema nervioso o en las enfermedades crónicas.

Los factores  con un riesgo moderado de trombosis son la edad mayor a 60 años, historia familiar de trombosis, cáncer y quimioterapia, así como el uso de estrógenos, ya sea como anticonceptivos o terapia de remplazo. 

Los enfermos y sus familiares deben saber que existen métodos sencillos para evaluar el riesgo de trombosis. Uno de ellos es aplicar un cuestionario para determinar si el riesgo es muy alto, alto, moderado o bajo, denominado Escala de Caprini. Al ingresar a un hospital, el enfermo o sus familiares deben solicitar al personal de la salud que se les haga una evaluación del riesgo de desarrollar coágulos. Como parte de esa evaluación, los enfermos deben solicitar, además, que se les tome el pulso para determinar un latido irregular del corazón (un signo de la fibrilación auricular) que puede causar que este órgano envíe coágulos al cerebro.

El Día Mundial de la Trombosis se llevará a cabo el próximo martes 13 de octubre y desde ahora se ha iniciado una campaña de difusión. La ISTH ha lanzado una convocatoria mundial  a todas las instituciones, sociedades médicas y organizaciones civiles para hacer consciencia del problema y desarrollar una cultura de la prevención, creando un  interés mayor en prevenir este grave problema de salud. La población debe pensar en evitar  la tromboembolia pulmonar y cerebral  y compartir información con sus amigos y familiares. El Instituto Nacional de Cardiología Ignacio Chávez ha iniciado una serie de actividades para sumarse a la iniciativa de la Sociedad Internacional de Trombosis y Hemostasia.



 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close