Noticias

Modelos de Colaboración y Atención Biopsicosocial

Por: Lic. Bertha Ruiz Gutiérrez

CancerDeMama.mx.- Bienvenidos a Monterrey, ciudad de vanguardia y de altos estándares en el área de la salud. La propuesta de este Congreso -prestar una atención personalizada con enfoque Multidisciplinario- me da pie para hablar justamente de cómo puede enriquecerse la práctica médica, gracias a la colaboración de disciplinas que abordan desde otro ángulo la salud del paciente con cáncer.

Si lograr la atención personalizada, es nuestra meta, entonces es necesario considerar al paciente como un ser único. Esta unicidad, parte de la idea de que el paciente es un ser Bio-psico-social: no sólo es un cuerpo que enferma, sino un ser humano cuyos pensamientos y emociones actúan a favor o en contra de su salud.  También es un ser social, que echa mano de su red de apoyo (familia, amigos, compañeros de trabajo) en su proceso de recuperación.

Con el espíritu de colaboración que se comparte en este congreso, quiero presentarles brevemente dos modelos de atención integral que buscan reducir y facilitar el camino que recorre una persona con cáncer (o cualquier otra enfermedad crónica) y su familia, al tiempo que procuran aumentar su calidad de vida. 

El primero se conoce como Navegación de Pacientes. El concepto de navegación de pacientes fue fundado y promovido por Harold P. Freeman en 1990 en Harlem, N.Y., con el propósito de eliminar las barreras a la  detección oportuna del cáncer, el diagnóstico, el tratamiento y la atención de apoyo. 

Fue creado como un sistema de asistencia personalizada, que ayuda al paciente a “navegar” por el sistema hospitalario desde el momento de diagnóstico, hasta la sobrevivencia y/o fin de vida.  Los médicos tratantes se apoyan en el Navegador, al confiar en que éste se asegurará de que el paciente y su familia comprendan el diagnóstico, tratamiento y  sus efectos secundarios. También cuentan con que vigilará paso a paso el proceso del paciente, y durante éste, atenderá sus necesidades emocionales. Como resultado, mejora el apego terapéutico del enfermo y la calidad de vida, no sólo de éste, sino también de su familia, lo cual es pieza clave para su recuperación.

La Asociación Americana del Cáncer (ACS)  lanzó formalmente el Programa de Navegación en el 2005.  Existen más de 200 programas de navegación en el mundo -al menos uno en la Ciudad de México-, cada uno de los cuales ha sido adaptado para cumplir con las condiciones, necesidades y población de la institución.

El segundo modelo de atención integral también viene de Estados Unidos. Se llama  Medical Family Therapy (Terapia Médica Familiar, TMF), creado por la Dra. Susan McDaniel del Hospital y Universidad de Rochester NY.  Al menos un hospital privado y otro público en la Ciudad de México, utilizan este modelo de terapia breve sistémica.

La Terapia Médica Familiar integra un modelo donde se trabaja en colaboración con los profesionales de las diferentes áreas de la salud. El principal objetivo es dar un apoyo terapéutico Bio-Psico-Social que favorezca la adaptación del paciente a la crisis, estancia hospitalaria y su reintegración a la vida cotidiana. A diferencia de la Navegación de pacientes, el TMF promueve que sea el propio paciente y su familia quienes se encarguen de su tratamiento, empoderándolos y promoviendo que el paciente recupere en lo posible el control sobre la situación, que le fue quitado por la enfermedad.

Se trabaja con el paciente y su familia, e incluso con un familiograma trigeneracional, analizándose  las creencias sobre la enfermedad, promoviendo la comunicación, la colaboración con su red de apoyo y con el personal de salud.

Tanto la Navegación de Pacientes como la Terapia Médica Familiar, son dos de los modelos de atención al enfermo.  Como comentaba antes, cada institución necesita elaborar su propio programa para que atienda las necesidades de su población, utilizando los recursos con los que cuente.

En el Hospital Zambrano Hellion y el Hospital San José, estamos en proceso de crear nuestro propio modelo de atención integral para la paciente con Cáncer de Mama. Como en los modelos presentados, nuestro propósito es hacer un trabajo colaborativo con los médicos tratantes, el personal de radiología, de laboratorio, enfermería y administración. Este apoyo nos levará a darle un apoyo integral al enfermo y su familia, apoyo que la paciente de cáncer tanto necesita, y con el que por falta de tiempo y otros recursos, no siempre cuenta.

Espero haber despertado en mis lectores el interés de probar esta manera conjunta de trabajar, la cual va ganando adeptos en el mundo y en nuestro país. Se sabe que los pacientes y sus familias, viven el proceso de enfermedad de manera menos penosa y en un tiempo más corto, conforme cuenten con más apoyos.   Ojalá, cada vez se ofrezcan más y mejores.



 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close