Noticias

Medicamentos innovadores permiten mejor control de enfermedades autoinmunes

LaSalud.mx.- Actualmente existe una alternativa terapéutica que ofrece una mejor experiencia de tratamiento a pacientes que padecen enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoide, artritis psoriásica y la espondilitis anquilosante. Estas enfermedades tienen en común que generan un proceso inflamatorio crónico degenerativo a partir de una falla en el sistema inmunológico de los pacientes.

Se trata de una innovadora terapia biológica que actúa como inhibidor del factor de necrosis tumoral alfa, responsable de provocar la inflamación en articulaciones y otros órganos y tejidos del cuerpo.

Los inhibidores del factor de necrosis tumoral alfa actúan bloqueando el proceso inflamatorio mediando por el sistema inmunológico que originan estas enfermedades y ofrecen beneficios que mejoran sustancialmente la calidad de vida del paciente

•Menor progresión de la enfermedad al detener el daño estructural o articular

•Disminuyen las características incapacitantes que provocan estas enfermedades en los pacientes, elevando la probabilidad de que puedan reactivar sus actividades diarias

•Reportan un funcionamiento rápido (en una o dos semanas) pero sobre todo de manera sostenida  en comparación con los fármacos antirreumáticos sintéticos convencionales, los cuales requieren de un mayor lapso de tiempo para manifestar efectos 

•Al actuar sobre el sistema inmunológico, ayudan a aliviar el dolor, la rigidez y la hinchazón que las enfermedades reumáticas producen, impactando positivamente en la calidad de vida. 

•Representan un importante cambio en el tratamiento y diagnóstico, ya que alrededor de un tercio de los pacientes que los usan evidencian una disminución en la progresión de la enfermedad, otro tercio sigue un curso razonablemente benigno y sólo el tercio restante no responde a esta medicación, como ocurre con otras terapias, sin embrago una iniciar una terapia más oportunamente incrementa las posibilidades de mejores resultados.

El impacto que generan este tipo de enfermedades autoinmunes (artritis reumatoide, artritis psoriásica y espondilitis anquilosante) en la calidad de vida de los pacientes está ligado principalmente a dos factores: la condición incapacitante que generan, limitando las posibilidades de llevar a cabo actividades normales, y la realización de un diagnóstico y tratamiento tardío que impacta en aspectos emocionales, sociales y económicos de los pacientes y de sus familias.

Este tipo de enfermedades tienen una prevalencia significativa: 

•La artritis reumatoide es mucho más frecuente en mujeres y su prevalencia en la población mexicana es cercana al 1.6%

•La artritis psoriásica se presenta en aproximadamente el 30% de los pacientes con psoriasis en la piel, la cual afecta en México a alrededor del 1%.

•A nivel mundial la espondilitis anquilosante afecta a casi el 1% de la población, en México alrededor del 0.5%.

En México, de acuerdo con estadísticas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), las enfermedades reumáticas figuran entre las 10 principales causas de discapacidad en México, debido al dolor e inflamación graves que causan en las personas que las padecen. Las dorsopatías y artrosis son las principales causas de consulta externa en las unidades médicas de primer nivel y representan en forma consistente las dos primeras causas de pensión por invalidez en la mencionada institución.

“Por ejemplo, la artritis reumatoide afecta a 1.6% de la población mexicana. Las consecuencias a corto y largo plazo de esta enfermedad incluyen dolor crónico, incapacidad, comorbilidad significativa y reducción de la expectativa de vida entre 5 a 15 años, con una tasa de mortalidad estandarizada 2.26 veces mayor que la población general”,  informa la Dra. Roxanna Flores, Gerente Médico de Janssen México.

Con el uso de esta innovadora terapia, la experiencia de aplicación mejora, ya que puede ser administrada de manera subcutánea el mismo día una vez al mes por el propio paciente, siempre y cuando exista un adecuado consentimiento, adiestramiento y supervisión por parte del médico tratante. Esta conveniente dosificación permite que el paciente mejore su apego al tratamiento, pues adicionalmente su aplicación es poco dolorosa. 

Los pacientes que pueden ser candidatos a esta terapia, son aquéllos que nunca se han sometido a ninguna terapia biológica, o bien que han tenido una respuesta inadecuada a tratamientos convencionales. Esta innovadora terapia inhibidora del factor de necrosis tumoral alfa (TNF-alfa) está indicada en México para la artritis reumatoide moderada a severa; la artritis psoriásica, utilizada sola o con metotrexato; la espondilitis anquilosante (EA), y próximamente para otros padecimientos.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button