Noticias

El Día Mundial del Corazón y la Idea Universal

Dr. Rafael César Chávez Domínguez, Epidemiología Instituto Nacional de Cardiología Ignacio Chávez 

Auditorio INCICH, 25 Septiembre 2015.

DeTodoCorazon.mx.– La esencia que anima a la idea del Día Mundial del Corazón (DMC) es profunda y extensa, originada en el deseo cumbre de vivir la salud con plenitud. Es producto del maridaje, ente el espíritu progresista y la fertilidad de la ciencia. Con anterioridad, el tema ha sido captado en el lema que alienta al INCICH “amor y ciencia al servicio del corazón” 

Hacer una síntesis del contenido de esta idea, con toda la precisión y exactitud que merece, es difícil, sólo por implicar una amplia definición. No obstante, es necesario y conveniente hacerlo, porque debe saberse ¿qué inspira a esta idea universal? y la hace agradable al corazón. 

Se trata de una iniciativa a nivel global, impulsada en 1999 por la Federación Mundial de Cardiología (FMC) y Organización Mundial de la Salud (OMS). En México fue acogida bien por el Instituto Nacional de Cardiología Ignacio Chávez (INC) y la Sociedad Mexicana de Cardiología (SMC). Afortunadamente, cada año tiene más adhesiones de organismos Nacionales e Internacionales. 

La idea a difundir ampliamente es sobre la Prevención Cardiovascular, que consiste simplemente en tener ciertos cuidados de vida y evitar lo riesgoso de daño al corazón. Se enfoca a limitar ese daño tanto en lo individual como en lo colectivo. 

Los laboriosos trabajos científicos han confirmado la estrecha relación del riesgo, en cuanto a antecede a las Enfermedades Cardiovasculares (ECV) y la han expresado en términos de probabilidad, De esta manera también se documenta científicamente el beneficio logrado como evidencia circunstancial. Comprender esto no resulta tan fácil para todo mundo; sin embargo, por ello las ECV han merecido el calificativo de prevenibles, e invitan a actuar en consecuencia recomendado consejos en todo el planeta y animar a cumplir con esta tarea, que no daña, y realmente beneficia. No hay ser humano ajeno al respecto. 

Hoy su verosimilitud ha alcanzado un alto grado de confianza. El enfoque a los Factores de Riesgo Cardiovascular (FRV) como indicadores, se ha robustecido con los vinculo descubiertos en la génesis de las enfermedades, confirmados científicamente y de que su intervención reduce el daño a la salud en la comunidad, que si a este nivel ocurre el beneficio común, también lo cumple individualmente. 

Esto es lo básico de la idea en la Prevención Cardiovascular. Naturalmente, implica adoptar los cambios de hábitos de apropiados, no sólo como personas físicas, sino como comunidad entera y cumplirlos todos y cada uno en la población. La intención se inicia con la voluntad colectiva, comienza aisladamente en cada individuo, en cada portador de riesgo y en cada paciente o con principios de enfermedad cardiovascular, pero su efecto debe constatarse en toda la población. 

Conviene insistir, es necesario llevarlo a cabo en toda la comunidad, y no por ello interfiere con el derecho que tiene cada persona de ser libre y diferente. La diversidad forma parte de la unidad y la enriquece. Un edificio se finca con gran diversidad de material. Comprender este principio es fundamental para no dudarel seleccionar la decisión correcta.  

Como se ve, el requisito más importante es voluntad, la propia, de cada persona, cuenta en el beneficio común; éste, surge del conjunto, y lo disfrutan todos. En los Sistemas de Alta Complejidad se le toma en cuenta como una propiedad emergente “el producto del todo, es más que la suma de sus partes” 

Significa que lograr del potencial completo, está condicionado a unir voluntades y conductas. Hay evidencias científicas de poderlo conseguir. Varias comunidades en el mundo lo han realizado y constatado que cada quien, haciendo su parte, lo logran y por lo tanto es definitivamente gratificante. 

Para evitar interpretaciones colaterales de la idea, merece ser acotada, entre lo que NO se debe entender, y lo SÍ es apropiado. Las diferencias son sutiles, pero dan lugar a malos entendidos. Sin ser falso no es verdad y se cae en falacia, perpetuando conflictos innecesarios. La solución está en lograr en este punto la comprensión integral

Es evidente, el ambiente agradable al corazón no solo está en el físico, ni corresponde sólo al medio interno del organismo; sino que está fuera de él y participa del medioambiente, la comunidad, lo social y lo político. 

Además, como la actividad por la salud es estética, como en medicina y clínica, es influida por la tradición, el arte y la cultura, mismos que inspiran al entusiasmo de cuidar, que por ahora es a tan venerable órgano vital. En toda la historia de la humanidad, el corazón ha sido centro de la emoción y del sentimiento; obviamente, originado en su natural movimiento inmanente, que le imprime el sello metafísico. 

Nada de esto es discutible, estas dos areas, son dignas de tomarse en cuenta al fortalecer la confianza necesaria, la adherencia a la idea, la fe y la esperanza, de entre quienes aún no han sido identificados con FRC o ya son víctimas de la enfermedad. 

Entonces, el DMC es el día apropiado. Hay que desarrollar todo el potencial de arte y ciencia, hacer contacto con la población, invitar a que todo el mundo participe. Es la mejor intervención masiva en la lucha contra la epidemia cardiovascular. Será suficiente con que cada quien haga su parte. Se inicia con adoptar la idea, pero la intención a cumplir es alejar el riesgo y consagrar este comportamiento al beneficio universal. 

La actividad se ha de concentrar en crear áreas saludables para el corazón y asegurar que todo mundo pueda disfrutar de tales ámbitos, no importa a donde vayan, vivan, trabajen o se diviertan. 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close