Noticias

Mejor salud y calidad de vida para las personas

LaSalud.– La diabetes, la hipertensión y la obesidad son enfermedades que han aumentado a raíz del sedentarismo y los malos hábitos en el estilo de vida. Bajo este contexto, que incluso se presenta en países como Estados Unidos, el Dr. Donald Hensrud, Director Médico del Programa de Mayo Clinic para Vida Sana, asegura que la incorporación de pequeños hábitos en las rutinas diarias tiene consecuencias no sólo en el bienestar a mediano y largo plazo, sino también en el ahorro en el costo de los tratamientos médicos.

Opciones y variedad para alcanzar el bienestar

“La medicina tradicional se basa en el esquema de que la persona presenta los síntomas de una enfermedad y luego recibe tratamiento para recuperarse. La medicina preventiva, en cambio, busca evitar dicho modelo a través de programas y actividades sobre nutrición, actividad física y técnicas para mejorar la resiliencia (capacidad para recuperarse frente a la adversidad)”, explica.

El Programa de Mayo Clinic para Vida Sana cuenta con diversos programas personalizados y actividades, cuyo eje central es fomentar el bienestar.  “Existen programas educativos, clases y evaluaciones para promover el bienestar, y a través de sitios web, libros o capacitación, se puede abarcar tanto la educación como la motivación. El objetivo de estas estrategias es permitir a la persona instaurar hábitos saludables a lo largo de su vida”, precisa.

Por ejemplo, la capacitación ayuda a incentivar a los pacientes para que, por sí mismos, establezcan objetivos y planes de acción a fin de desarrollar hábitos saludables a lo largo de sus vidas. Si a esto se añade una dieta que contribuya de forma simple y saludable a alcanzar el peso deseado, el bienestar aumenta. Una de ellas es la dieta de Mayo Clinic, basada en la incorporación de hábitos de alimentación saludables. 

Por lo tanto, el Dr. Hensrud recomienda ingerir más frutas y verduras debido a que son ricas en nutrientes y contienen gran cantidad de agua, fibra y poca grasa, así como hacer pequeñas cosas que pueden reducir el riesgo de contraer cáncer, diabetes o enfermedades coronarias. “A veces se cree que el bienestar se alcanza corriendo una maratón. Sin embargo, cosas tan básicas como caminar un poco mientras se habla por teléfono o estacionarse en la parte más lejana a la puerta de un centro comercial o supermercado, incrementa el nivel de bienestar y evita los altos costos de los tratamientos”, agrega.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close