Noticias

La industria tabacalera gana más y contribuye menos al país

Pulmon.mx.– Aunque los impuestos a productos de tabaco no han aumentado en México desde 2011, la industria tabacalera sí sube sus precios. Desde el último ajuste fiscal aprobado en 2010 por el Congreso, no se ha dispuesto un aumento o actualización de impuestos conforme a la inflación.

De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), la industria tabacalera ha aumentado los precios de Malboro, la marca más vendida, en 23.6% en el periodo de 2011 a 2015, de 38.1 a 47.1 pesos, mientras que la inflación acumulada en ese periodo ha sido de 17.1%. Los incrementos en el precio de los cigarros no han sido proporcionales a la inflación y éstos se ven reflejados en un mayor ingreso para las tabacaleras.

Dicha industria sigue argumentando que incrementar el precio de los cigarros ocasiona un aumento exponencial en el comercio ilícito, sin embargo, tal razonamiento no lo aplica si el aumento lo decide ella misma para obtener mayores ganancias. Para la IT si los precios aumentan por causa de los impuestos hay contrabando, mas cuando aumentan por ganancias, no lo hay.

“La industria tabacalera ha construido una narrativa falsa en torno a la política fiscal, argumentando que los impuestos a productos de tabaco son los responsables del crecimiento desmesurado del mercado ilegal de cigarros, aun cuando en México desde 2011 no han se incrementado éstos” declaró Erick Antonio Ochoa director de Políticas Públicas de la Fundación InterAmericana del Corazón México. “Al parecer la industria ha manipulado a las autoridades mexicanas, ya que, cada año aumentan los precios de los cigarrillos sólo en beneficio de estas empresas en perjuicio de los mexicanos. La industria tabacalera gana más a costa de contribuir menos al país, mientras Malboro aumentó los precios de 2011 a 2015 en 23.6% la inflación en ese periodo sólo aumentó 17.1% ” añadió.

Según un análisis de FIC México no existen datos oficiales sobre el comercio ilegal de tabaco en México, aunque en la publicación de Piratería. Entendiendo el mercado “sombra” en México (2015), del Centro de Investigación para el Desarrollo, A.C. (CIDAC) y la American Chamber of Commerce de los Estados Unidos, sólo el 6% de los entrevistados habían consumido cigarros pirata en el último año.

A su vez, Juan Núñez, Coordinador de la Alianza Nacional para el Control del Tabaco, señaló que en estricto rigor ajustar el IEPS del tabaco a la inflación, no sería un aumento del impuesto, sino una acción que detendría la pérdida de valor del gravamen. En un contexto de insuficiencia de recursos fiscales como el padecemos en México, sería oportuno, necesario, pero sobre todo patriótico, que autoridades del Ejecutivo y legisladores recuerden quiénes los elegimos y pagamos sus altos salarios, sin anteponer los intereses de las transnacionales del tabaco.

“Al indexar el IEPS al tabaco a la inflación se cumpliría el doble propósito de allegar más ingresos a la hacienda pública y alejar los productos de tabaco de niños y adolescentes” señaló Núñez.

 

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close