Noticias

Inmunoterapias

Dr. Jerónimo Rodríguez Cid, Oncólogo Médico del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias y Hospital Médica Sur

Pulmon.mx.– Los avances en el entendimiento del cáncer de pulmón han crecido de forma considerable; y es en estos últimos 10 años cuando la efectividad de los tratamientos han dado pasos positivos radicales y emblemáticos que ofrecen cada vez más esperanza para nuestros pacientes. Y es que, se han desarrollado tratamientos que cada vez ofrecen una mejor esperanza de vida (supervivencia), mejores posibilidades de que un tumor disminuya (tasas de respuesta), menor cantidad de efectos adversos (toxicidad) y  mejor control de síntomas, con una mejor calidad de vida para los pacientes.

Durante los últimos  años la investigación en cáncer de pulmón se concentró en  encontrar las diferencias  raciales,  histológicas, genéticas y moleculares  con la  intención de ofrecer a cada uno de los pacientes un tratamiento personalizado e individualizado en base a las características  antes mencionadas, que al final son únicas de cada paciente. Esta forma de ver la oncología nos ha dado y nos seguirá dando frutos importantes, ya que en la actualidad en México y en el mundo disponemos de medicamentos  con objetivos moleculares y genéticos específicamente diseñados, para tratar dichas alteraciones. Para poner un mejor contexto les diré que  este tipo de tratamientos han triplicado la supervivencia mediana (tiempo de muerte del 50% de los pacientes) y han mejorado la posibilidad de control del tumor y la calidad de vida de nuestros pacientes.

Sin embargo la oncología debe seguir evolucionando rápidamente, y acorde a esta necesidad,  hoy tenemos  nuevos tratamientos que denominamos “terapias inmunológicas”. Tratamientos enfocados en reactivar el sistema inmune del organismo, con el fin de que sean las mismas células de defensa del paciente quienes ataquen y eliminen el cáncer. Esta teoría no es nueva, de hecho, lleva  varias décadas investigándose y aunque durante mucho tiempo fue un mito, es hoy una realidad de la oncología. 

Existen hoy  al menos 5 medicamentos con esta  forma de actuar con resultados sorprendentes. Nivolumab, un anticuerpo anti-PD1 (gen de muerte celular programada 1 – programmed cell death 1) ha demostrado en segunda línea (pacientes ya tratados) aumentar tres meses la supervivencia mediana y duplicar la tasa de pacientes vivos a un año, cuando se compara contra quimioterapia. Pembrolizumab, otro agente anti-PD1 demostró controlar  el cáncer de pulmón en 71% de los pacientes. Por su parte Atezolizumab, un agente anti-PDL1 (ligando del gen de muerte celular programada 1- programmed cell death 1 ligand) aumento también de manera significativa  la supervivencia de los pacientes.

Gracias a estos resultados, la terapia inmunológica  es una de las corrientes más estudiadas en el momento actual, no  solo en cáncer de pulmón sino en la oncología en general, es más, no solo en oncología sino en la medicina en general. Dichos medicamentos son una esperanza más de  mejorar el tratamiento y las expectativas de nuestros pacientes,  y se considera hoy una de las líneas de investigación más fructíferas en un futuro mediato. Sin embargo, con cada nuevo desarrollo científico surgen retos que como sociedad tenemos que superar. ¿Cómo volver una realidad  este tipo de tratamientos en nuestra población? A pesar de lo complejo que esto pudiera parecer, no tengo ninguna duda de que encontraremos los caminos necesarios  para que dichos tratamientos sean una realidad en nuestro país y en nuestros pacientes. 

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close