Noticias

Otitis, infección frecuente en la infancia

LaSalud.mx.- La otitis es una infección que ocurre en el oído medio (entre el tímpano y la ventana oval), suele presentarse con mayor frecuencia en la infancia. Principalmente es de origen respiratorio debido a que el oído está conectado a la garganta.

El doctor Aaron Olvera De La Cruz, director de la Unidad de Medicina Familiar UMF 228 en Santiago Tianguistenco, señaló que este padecimiento se presenta con frecuencia en niños de 6 a 36 meses de edad, se calcula que a los cinco años, más del 90% de los niños habrá sufrido algún episodio de infección en el oído y un 30% la presentará de forma recurrente.

Los síntomas son dolor intenso que provoca llanto continuo, tocarse o rascarse el oído de manera insistente,; en casos severos, puede existir pus o sangre acompañado de fiebre, irritabilidad, falta de sueño y apetito.

De no atenderse oportunamente, la infección puede propiciar complicaciones, por ejemplo, cuando la secreción o pus se acumula detrás del tímpano, puede llevar a su perforación, el niño puede experimentar alivio pero también problemas al oír. Cuando la infección no es grave el tímpano cicatriza por sí solo en tres días, sin embargo, de no ser así, existe el riesgo de la disminución de la audición, destacó el médico del IMSS Poniente.

Es importante cuidar a los niños principalmente cumpliendo con un esquema de vacunación, ofreciendo leche materna exclusiva hasta los seis meses, procurar una alimentación balanceada, ricas en vitaminas A y C, especialmente en temporada invernal; evitar el contacto con humo de cigarro, en caso de infecciones recurrentes acudir al médico para una valoración.

Asimismo recomendó a los padres estar pendientes si el menor se lleva constantemente las manos a los oídos y llora mucho, si sospecha que no escucha bien tras haber sufrido una gripe o resfriado y sus condiciones generales se deterioran aunque no presente ningún malestar.

Indicó algunas medidas preventivas como: evitar el uso de cotonetes o pasadores para limpiar la cera de los oídos, ya que podría empujarse  a partes más internas del oído, en donde podría adherirse y formar un tapón.

Además de enseñar a los niños a no introducir objetos en sus oídos y secar ambos oídos después de bañarse; basta con pasar la esquina de una toalla o de una gasa humedecida por el pabellón auditivo, sin frotar y sin olvidar la parte de los pliegues detrás de las orejas.

El médico Olvera De La Cruz concluyó que es importante no medicar a los niños ya que puede inhibir los síntomas de la infección para lo que es importante acudir con su médico familiar para una valoración y recibir tratamiento oportuno.

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close