Noticias

Problemas de la mala higiene bucal

LaSalud.mx.- Todos los seres humanos necesitan cuidar su dentadura, toda vez que llegan a afectar al 90 por ciento de la población y son uno de los principales problemas de salud, según los expusieron los estomatólogos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Chihuahua y de la Secretaría de Salud estatal (SS), en el día nacional dedicado a su labor, celebrado ayer.

Asentaron que los padecimientos de este tipo no distinguen entre edades e ingresos socioeconómicos, de tal manera que desde los primeros años de vida es trascendente llevar una adecuada higiene bucal.

Rosa Elva Torres, titular del programa estatal de Higiene Bucal, de la SS, enfatizó que el no cuidarla, producirán “efectos incapacitantes de orden funcional, sistémico y estético por el resto de la vida de los individuos afectados”.

Artículos relacionados

Detalló que las enfermedades bucales con mayor prevalencia son la caries dental y la afección periodontal, las cuales se presentan en más del 90 por ciento de la población, aunque “la mayoría de estas pueden ser controladas con medidas preventivas y un diagnóstico temprano”.

Uno de los aspectos más importantes en el tema, es el cuidado que debe tener una embarazada, desde el mes y medio de gestación, porque es cuando comienzan a formarse los dientes del bebé.

“Es importante que la madre lleve una dieta correcta, es decir, disminuir el consumo de azúcares y golosinas; cepillar sus dientes después de cada comida; no tomar ningún medicamento no prescrito, y sobre todo examinar su dentadura al menos cada cuatro meses”, describió Torres.

Después, en el desarrollo infantil se debe mantener la vigilancia de su salud dental, para lo que se recomienda alimentarlo del pecho materno hasta los seis meses, no usar biberón y menos dejarlo dormir con él, ni chupón, así como limpiar suavemente la encía del bebé con una tela o una gasa Húmeda.

Cuando les salen los dientes, recomendaron que se limpien también con una gasa húmeda, todos los días y no deben comer dulces, mientras que a los dos años y medio, cuando la dentadura está completa, se deben cepillar tres veces al día, pero cuando termine solo, el adulto debe ayudarlo también.

Cuando el menor succiona su dedo o los labios, si respira por la boca, o muerde objetos, es necesario visitar al dentista para pedir orientación y tratamiento especial, mientras que después de los seis años es necesario detectar la placa dentobacteriana, por medio de sustancias reveladoras.

“Una caries dental, al igual que la enfermedad periodontal, son focos de infección que son factores de riesgo para otras enfermedades, como la fiebre reumática, enfermedades respiratorias agudas y la diabetes”, alertó.

Respecto a la manera de lograr una buena higiene bucodental, explicó, deben concretarse cuatro hábitos sencillos que son el cepillado, la limpieza con hilo dental; usar un enjuague bucal; y visitar al dentista por lo menos dos veces al año.


Omnia

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button