Noticias

La calidad del aire interior donde se fuma es sustancialmente peor que el aire exterior.

LaSalud.mx.- Las iniciativas para enmendar la Ley General para el Control del Tabaco y no permitir áreas cerradas para fumadores en México han recibido nuevo apoyo de la ciencia: un estudio en la Ciudad de México y otras grandes urbes del mundo indica que la calidad del aire en locales donde se permite fumar es peor que el aire contaminado de las calles.

Los datos fueron recogidos en cafés, bares y restaurantes para revelar los niveles de cumplimiento de las normas antitabaco en seis ciudades con leyes 100% libres de humo de tabaco y altos niveles de polución ambiental. Durante el mismo período de tiempo, también se midió la calidad del aire exterior. “El resultado es concluyente: la calidad del aire interior donde se fuma es sustancialmente peor que el aire exterior”, dijo Mirta Molinari, directora de la oficina mexicana de La Unión Internacional contra la Tuberculosis, la entidad que llevó a cabo el estudio publicado esta semana en la revista Nicotine & Tobacco Research. “Esto muestra la necesidad de modificar la ley federal para que no se permitan espacios para fumadores en lugares públicos cerrados”, agregó Mirta Molinari. “Está probado que los espacios reservados para fumadores no protegen. Sólo una prohibición total protegerá a la población contra el cáncer y otras enfermedades causadas por el humo de  segunda mano”.

Si bien la ley nacional aún permite fumar en áreas designadas, muchas entidades federativas, incluida Ciudad de México, han ido más allá para proteger a las personas mediante una prohibición total de fumar en lugares públicos cerrados. Esto se ajusta a lo recomendado por el Convenio Marco para el Control del Tabaco de la Organización Mundial de la Salud. México fue el primer país americano en firmar este convenio, en 2004. No obstante, en los últimos tiempos se advierte una tendencia preocupante. Chiapas sancionó una ley que permite interiores aislados para fumadores. En Querétaro, los legisladores están debatiendo si deben permitir espacios para fumar. En Nuevo León, por la presión de la industria restaurantera, la legislatura aprobó una enmienda a su ley 100% libre de humo de tabaco, con el propósito de reintroducir áreas designadas para fumar.

“Nos preocupa mucho esta tendencia a desproteger a la población con medidas que ignoran la evidencia científica”, dijo Jorge Laucirica, asesor técnico de La Unión en México. “La situación en Nuevo León es un retroceso para la salud pública. Afortunadamente, el gobernador ha vetado esta enmienda. La responsabilidad recae ahora en los legisladores. Si rechazan el veto, Nuevo León se convertiría en el primer lugar del mundo en dar marcha atrás con una ley 100% libre de humo de tabaco. Esto indicaría que la legislatura da prioridad a las grandes empresas sobre la salud de su pueblo”. Monterrey, capital de Nuevo León, es la ciudad más contaminada del país, según la Organización Mundial de la Salud. Es también el hogar de British American Tobacco en México.

El estudio fue realizado por expertos de La Unión y la Universidad de Aberdeen, Escocia. Las ciudades incluidas fueron Islamabad (Pakistán), Denpasar (Indonesia), Yamena (Chad), Daca (Bangladesh), Nueva Delhi (India) y Ciudad de México. Un dispositivo de vigilancia de bajo costo se utilizó para evaluar la calidad del aire mediante la medición de las partículas finas en unos 100 locales en cada una de las seis ciudades. En Ciudad de México, los locales se situaban en Roma, Condesa, Zona Rosa, Centro Histórico y Polanco. Se comprobó que se fumaba en un 30% de estos locales, lo cual es mejor que el 72% de Chad y el 46% de Indonesia, y peor que el 20% de Pakistán, el 9% de Bangladesh y el 5% de India.  

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close