Noticias

La Esquina del Blues y otras músicas: A tocar a otro lado, Don.

Mundodehoy.com.– Muchas generaciones de jóvenes músicos mexicanos están hoy de luto. José Luis Domínguez, su mentor, su amigo, su hermano, para muchos algo así como su padre, partió el domingo 13 de marzo.  Se fue a tocar a otro lado…

Músico reconocido por su trayectoria en la agrupación de rock Nine Rain y al frente de los Estudios Mula, José Luis Domínguez a quien afectuosamente le llamaban “el Don”, fundó en 1999 la Escuela Desarrollo Integral Musical (DIM), espacio en el que se han formado nuevas generaciones que a la fecha se desempeñan profesionalmente en el ámbito de la música popular contemporánea.

Sus amigos y colaboradores más cercanos sabían desde hace mucho que “El Don”, problemente no tendría tanto tiempo. Apenas en 2012 se realizó el festival “Vive Domínguez”, con algunos conciertos para recaudar fondos a fin de que se le colocara un marcapasos. 

En ese tiempo, él mismo expresó: “no tengo miedo y enfrento mi realidad. Si mañana me tocara morir, estaría conforme porque he sido un ser humano muy afortunado. Enfrentaré la operación con toda la fuerza de que soy capaz. No tengo ninguna religión, pero sé que tengo aún varias cosas por hacer”. 

Y por unos cuantos años más así fue. Siguió dirigiendo la escuela DIM, mezclando y grabando en los estudios Mula, instruyendo, aconsejando, conduciendo y apadrinando a muchos jóvenes con quienes establecía “acuerdos” y a quienes generosamente les otorgaba becas para que no interrumpieran su formación musical. Sobre todo, siguió cosechando respeto, admiración y afecto.

José Luis Domínguez fue integrante de la banda Nine Rain, fundada por Steven Brown y en la que participan Alejandro Herrera, Oscar Oxama, Daniel Aspuru y Daniel González, y que en 2009 musicalizó la película “Que viva México”, de Sergei M. Eisenstein y que en 2010 cumplió 15 años de existencia con un concierto en el Teatro de la Ciudad en el que realizó una retropectiva de su música.

“El Don” También tuvo papeles destacados como guitarrista de Cecilia Toussaint en los discos “Arpía” (1987), “Noche de día” grabado en vivo en el Teatro de la Ciudad en 1992 y “Detrás del Silencio (1997).

El corazón de José Luis Domínguez ya no late más. Ha dejado en la orfandad a muchos jóvenes que sin duda, honrarán su memoria y su legado con su propio talento, con sus propuestas musicales y con un destacado desempeño musical en cualquier ámbito. Hoy, “El Don” ha partido. Se fue a tocar a otro lado.

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close