Noticias

EPOC: enfermedad tratable, con un mejor pronóstico si se detecta y atiende en sus etapas iniciales

LaSalud.mx.– El tabaquismo y el uso de leña son las principales causas del desarrollo de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), una condición prevenible que ocupa la sexta posición entre las causas de muerte en México. Es un padecimiento que, detectado y atendido en etapas tempranas, tiene una mejor respuesta a la terapia.

El tratamiento de la EPOC tiene ahora un nuevo medicamento constituido por la combinación de dos broncodilatadores: tiotropio y olodaterol, los cuales cuentan además con un dispositivo de nueva generación que facilita la administración inhalada. De esta manera, los médicos y sus pacientes contarán ahora con esta nueva opción terapéutica. 

La combinación de tiotropio y olodaterol ofrece mayor broncodilatación en comparación con la monoterapia (un único medicamento), lo que mejora la respiración, problema fundamental de esta enfermedad. Al mejorar la función pulmonar ha demostrado científicamente que se incrementa la calidad de vida de los pacientes con EPOC, resumió el doctor Javier Sandoval, maestro en investigación de servicios de salud y líder de grupo Respiratorios.

El también especialista en estadística aplicada a la salud señaló que de acuerdo GOLD, Guías mundiales para el diagnóstico y tratamiento, la EPOC es un padecimiento común, prevenible y tratable, caracterizado por una persistente limitación a la salida y entrada del aire a los pulmones que aumenta con el tiempo y que está asociada con una inflamación a largo plazo de las vías aéreas como respuesta a la exposición de ciertas partículas o gases. Las exacerbaciones y las enfermedades que se asocian con la EPOC contribuyen en la gravedad general en los pacientes de forma individual.

Entre los principales síntomas que causa destaca la falta de aire (disnea) que empeora con el tiempo y se agrava al hacer ejercicio; hay tos de larga duración (crónica) intermitente y sin flemas (expectoración) o, por el contrario, con una producción constante de flemas (expectoración). Además el doctor Sandoval dio que cualquier producción de flemas de larga duración podría ser EPOC, y en consecuencia, esta enfermedad se debe sospechar si previamente existe una historia de exposición al humo del cigarro o de leña, así como si se tienen antecedentes familiares. 

Por su parte, el especialista en neumología Dr. Rafael Hernández Zenteno, neumólogo y Jefe de la Clínica de la EPOC en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), sostuvo que los principales objetivos del tratamiento son: disminuir las exacerbaciones, mejorar la broncodilatación, la falta de aire, la tolerancia al esfuerzo y consecuentemente mejorar la calidad de vida (en estadios tempranos puede frenar la caída de la función pulmonar con la consecuente reducción de la mortalidad). Por ello, destaca que la nueva terapia de Boehringer Ingelheim es la única combinación que contiene tiotropio y ofrece doble broncodilatación.

Tiotropio es el principio activo más recetado en el mundo para el tratamiento de mantenimiento de la EPOC, con más de 40 millones de pacientes a nivel mundial y más de 15 años de experiencia en México. Esta nueva combinación esta complementada con olodaterol y se administra por medio de un dispositivo que facilita al paciente su utilización. La combinación tiotropio-olodaterol ha demostrado ser eficaz con un rápido inicio de acción (cerca de 5 minutos) por 24 horas o más.

Esta innovadora terapia combinada, refirió el experto, contiene la eficacia comprobada y sostenida de tiotropio, el mejor protector contra las exacerbaciones, “pero ahora mejorada con el rápido inicio de acción y mayor broncodilatación con olodaterol, ayudando a mejorar significativamente la función pulmonar de los pacientes con EPOC, disminuyendo el riesgo de las exacerbaciones y mejorando sustancialmente la calidad de vida de los pacientes”, señaló. 

Tiotropio-olodaterol se administra mediante un nuevo dispositivo, que es un aparato inhalador de fácil utilización que produce activamente una fina nube que contiene el medicamento, de manera tal que el paciente sólo necesita respirar de forma natural para que las moléculas alcancen la profundidad de los pulmones.

Se prevé que la EPOC se convierta en la tercera causa de muerte en 2030. Por desgracia, su diagnóstico se da frecuentemente cuando la función pulmonar se ha deteriorado y se requiere un mayor tratamiento de mantenimiento. Así, este padecimiento se convierte en una causa importante de limitación física, discapacidad y ansiedad. Esta situación progresiva agrava la enfermedad de los pacientes, que contribuye a un mayor riesgo de discapacidad y muerte. Además, los pacientes a menudo presentan otras enfermedades (comorbilidades) graves como cardiopatías, diabetes, osteoporosis y depresión, lo que dificulta más el tratamiento concomitante de la EPOC y estas otras enfermedades.

Por ello, los especialistas que asisten al 75 Congreso Diamante de Neumología y Cirugía de Tórax, que se realiza en Guadalajara, Jalisco, coincidieron en la importancia del acceso a un diagnóstico temprano y tratamiento adecuado que ayude a controlar los síntomas de la EPOC. Si bien no es curable, señalaron que el tratamiento retrasa el daño que ocasiona esta patología gracias a la terapia combinada. Mejorar el acceso a un tratamiento adecuado y oportuno, así como a la rehabilitación pulmonar, ayuda a controlar los síntomas y permite incrementar la calidad y expectativa de vida de las personas con la enfermedad.

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close