Noticias

Besar fortalece al organismo

Sanamente.mx.– El beso le hace bien al organismo, porque además de desencadenar la liberación de endorfinas, relacionadas con el placer o el éxtasis, refuerza a los sistemas inmunológico y nervioso autónomo central, afirmó la psicóloga Herlinda Carrillo Alquiara, adscrita la Unidad de Salud Mental Clínica del Hospital Juárez de México (HJM).

Al celebrarse hoy, 13 de abril, el Día Internacional del Beso, señaló que además de ser un tipo de comunicación corporal y no verbal, besar a otra persona no sólo genera una efecto de tranquilidad, acercamiento o de apertura, sino además se presentan cambios fisiológicos que contribuyen a generar sensación de bienestar general.

La especialista resaltó la importancia de esta manifestación que aproxima a las personas, contribuye a lograr una mejor relación con los demás y también cumple con importantes funciones sociales.

Carrillo Alquiara expuso que en cualquier época o cultura, el beso siempre ha representado un símbolo de alianza, solidaridad y afecto entre la gente, con un efecto apaciguador que permite iniciar y fortalecer las relaciones entre la pareja, la familia, las sociedades y los pueblos.

En entrevista, la psicóloga subrayó que esta manifestación tiene tal importancia en la vida de la población, que “bien dado” puede dar inicio a una relación entre personas o a que ésta no ocurra.   

Señaló, asimismo, que en otros países besarse repetidamente en la mejilla es común aún entre los hombres. Citó como ejemplo el beso político que, en 1979, se dieron los líderes comunistas Erich Honecker, de Alemania Oriental, y Leónidas Breznev, de la Unión Soviética, y fue plasmado en los restos del Muro de Berlín.

A diferencia de estas conductas, puntualizó que en algunos sectores sociales de México se considera inadecuado y socialmente inaceptable el beso entre padres e hijos varones. Ello, porque se le da una connotación de homosexualidad, y debido a que su carga erótica choca con nuestros patrones culturales.

La psicóloga adscrita a la Unidad de Salud Mental Clínica del HJM indicó que hay diferentes tipos de besos: beso filial, que fundamentalmente se dan los miembros de las familias; entre padres, hijos, hermanos, que fortalecen las alianzas, los vínculos de solidaridad y el afecto.

El beso de protocolo social, que se da en la mejilla, y que socialmente se ha extendido como un saludo amistoso; el beso erógeno o erótico que tiende al cortejo, y que con una intención específica permite el acercamiento o la apertura hacia la otra persona. Se trata de un beso profundo, que involucra labios, lengua y hasta los dientes.

Beso de sumisión a otra persona, como ocurría antaño, cuando se besaba la mano de los padres, abuelos y hasta al cura de pueblo, como símbolo de respeto o reconocimiento a su superioridad jerárquica.

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close