Noticias

El 80% de los casos de discapacidad visual pueden evitarse o curarse

LaSalud.mx.– Los mejores placeres de la vida entran por los ojos. Gracias al sentido de la vista, podemos disfrutar de un atardecer, admirar una pintura de Van Gogh o, simplemente, leer nuestra novela preferida. Esto, gracias a que nos permite tener la capacidad de percibir sensaciones luminosas, captar el tamaño, forma, color, y distancia a la que se encuentran los objetos.

Aunque nos suene muy cotidiano, esta no es la realidad de un creciente número de personas que padecen, en México y el resto del mundo, alguno de los distintos tipos de discapacidad visual que existen. El impacto de este problema en la salud y economía globales cada vez es más considerable. La Organización Mundial de la Salud (OMS), con datos hasta 2010, advertía que 285 millones de personas padecían discapacidad visual; 246 millones con baja visión y el resto ceguera total. La OMS revela que cerca de 90% de estos padecimientos se concentra en países de bajos ingresos, aunque afirma que 80% de los casos en el mundo pueden prevenirse o curarse.

Por lo anterior, “es importante hacerse un examen completo de la vista al menos una vez al año para detectar algún padecimiento. También sirve para evitar que procesos degenerativos, como el edema macular o la retinopatía diabética, causen pérdida irreversible de la visión”, advierte el Dr. Jans Fromow, cirujano oftalmólogo especialista en retina y vítreo.

Padecimientos más comunes

Los problemas de visión más recurrentes son los errores de refracción conocidos comúnmente como vista corta (miopía), visión a distancias cortas (hipermetropía), falta de enfoque claro en los objetos (astigmatismo), y falta de nitidez en objetos cercanos, conocida como vista cansada (presbicia). 

Edema macular 

Este padecimiento se desarrolla con el paso de los años. “La degeneración macular relacionada con la edad, es un proceso degenerativo que afecta la parte central de la retina, la cual permite ver los detalles más pequeños y proporciona una visión más fina. Existen dos tipos: húmeda y seca”, explica el doctor Fromow.

•Degeneración macular seca

Se produce cuando las células de la mácula sensibles a la luz se deterioran por efecto del tiempo, lo que hace que la visión central se nuble gradualmente. Es posible que se pierda progresivamente, dependiendo la etapa de la enfermedad.

•Degeneración macular húmeda

Es más severo que la degeneración seca. Ocurre cuando los vasos sanguíneos, alojados detrás de la retina, comienzan a crecer debajo de la mácula. Estos nuevos vasos tienden a ser más frágiles y frecuentemente fugan sangre y líquido. Estos últimos levantan la mácula de su lugar normal en el fondo del ojo y generan un daño inmediato.

•Retinopatía diabética

Se trata de una complicación tardía de la diabetes mellitus y es la causa número uno de ceguera en México y el mundo. Se produce como consecuencia del daño a los vasos sanguíneos de la parte más delicada del ojo, que es la retina. Esto puede causar pérdida de visión de dos formas:

1.Crecimiento de nuevos vasos sanguíneos frágiles y anormales conocidos como neovasos.

2.Inflamación en la retina por fuga del líquido proveniente de esos vasos, con lo que se ve afectada el área central de la retina llamada mácula.

La retinopatía diabética, genera un costo anual para el sector salud mexicano de cinco millones de dólares. Además, es una de las primeras causas de consulta oftalmológica y la primera causa de ceguera prevenible y debilidad visual en el Servicio de Oftalmología del Hospital General de México. 

Catarata 

Es un padecimiento que también puede provocar ceguera y consiste en la opacidad progresiva del cristalino hasta borrar totalmente la visión. No tiene tratamiento médico pero se resuelve con una cirugía.

La catarata afecta a personas de diversas edades pero es más frecuente después de los 60 años. “En México, existe un gran rezago en el tratamiento quirúrgico de la catarata. Sin embargo, considerando que es una causa tratable de ceguera en la que el paciente puede regresar a sus actividades, es de suma importancia fomentar campañas quirúrgicas, dirigidas a los grupos más marginados de nuestra población”, comenta el Dr. Federico Alejandro Graue Wiechers, Jefe del Servicio de Retina y Vítreo del Instituto de Oftalmología Conde Valenciana. 

Glaucoma

Es un padecimiento que se caracteriza entre otras cosas por el aumento de la presión intraocular con daño al nervio óptico. De no ser detectado y tratado a tiempo, provoca el deterioro paulatino de los campos visuales, hasta llegar a la ceguera irreversible.  

Pero, el glaucoma, “es un padecimiento perfectamente tratable con medicamentos tópicos y con cirugía. Lo grave es que muchas veces no da grandes síntomas y progresa de forma silenciosa. Por eso, los pacientes de 40 años para arriba deben de someterse a revisiones periódicas para checar la tensión ocular y poderlo detectar”, concluye el doctor Graue.

 

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button