Noticias

Beber menos líqudo no previene la incontinencia urinaria

IncontinenciaUrinaria.mx.- Se calcula que el 30% de las mujeres que sufren de incontinencia urinaria son mayores de 60 años, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), y que en el mundo existen alrededor de 200 millones de personas del sexo femenino, viviendo con esta enfermedad, y que en México 1 de cada 7 mujeres la padecen.

Estos son algunos mitos y realidades de la incontinencia urinaria 

Mitos

Artículos relacionados

•La incontinencia urinaria no afecta solo a la tercera edad. A medida que aumenta la edad también se incrementa la incidencia de esta patología, pero no es el único condicionante. En las mujeres, hay momentos claves donde puede aparecer como en el embarazo por el peso del bebé, después del parto o durante la menopausia. En el hombre, por ejemplo, está relacionada con el aumento de tamaño de la próstata, el cáncer de próstata, el sobrepeso o la diabetes.

•Beber menos no previene la incontinencia urinaria. Reducir drásticamente la hidratación puede favorecer el efecto contrario. La orina, aseguran los expertos, se vuelve más concentrada, lo que provoca una irritación en la vejiga y en consecuencia mayor frecuencia de las visitas al baño. 

•La incontinencia urinaria no tiene cura en la mujer. Este problema se debe principalmente al debilitamiento del suelo pélvico, por lo que fortaleciendo la musculatura se pueden conseguir grandes progresos. Hay casos, advierten, en los que será necesaria una cirugía.

•Los productos de higiene femenina sirven también para la orina. Las toallas sanitarias utilizadas para la menstruación no están diseñados para las características propias de la orina, generando irritaciones y mal olor. Por eso, advierten los expertos, es mejor usar productos específicos para incontinencia urinaria.

Realidades

•Hay tratamientos efectivos, y naturales, contra la incontinencia urinaria. 

La cirugía es uno de las opciones que existen para la incontinencia urinaria, principalmente aquella que se da por estrés, pero además de esta vía, existen multitud de alternativas para afrontar las pérdidas de orina y reducir su impacto en el día a día de los pacientes como terapias de la conducta, fármacos, ejercicios físicos específicos y una amplia gama de productos para cubrir las distintas necesidades.

No es necesario reducir la actividad física. Realizar ejercicios que permitan un reforzamiento del suelo pélvico contribuirá a mejorar la situación del paciente. No obstante, aconsejan consultar al especialista cuando se trata de deportes de impacto, como el running, el salto o las artes marciales.

•Los ejercicios de Kegel mejoran la vida sexual de la mujer. Además de ayudar al tratamiento de la incontinencia urinaria, los ejercicios de Kegel favorecen la vida sexual de la mujer ya que fortalecen los músculos vaginales. El control de estos, proporciona a un mayor placer durante las relaciones sexuales.

•Afecta tanto a hombres como a mujeres. Esta afección también se da de manera habitual entre los hombres. No obstante, el 63% espera más de un año hasta consultar sus síntomas con un profesional sanitario.

Entre las formas naturales de prevenir la incontinencia urinaria está el entrenamiento del suelo pélvico. 

Un suelo pélvico fuerte es vital para la salud física y mental de la mujer, tanto para prevenir la incontinencia urinaria como para mantener una sexualidad saludable. Estos son los tres ejercicios que la doctora Carolina Walker aconseja practicar con regularidad para fortalecer esta zona.

1.De pie, apoyamos la espalda en la pared y ahí contraemos el suelo pélvico en una contracción mantenida durante 5 segundos a la vez que bajamos flexionando las rodillas y volvemos a subir. Hacer 3 series de 10 repeticiones.

2.En posición de paso (un pie delante y otro detrás) doblamos la rodilla trasera y la flexionamos como si quisiéramos tocar el suelo, mientras contraemos el suelo pélvico a la vez que vamos bajando. En este ejercicio buscamos una posición con desequilibrio para activar en mayor medida el suelo pélvico a la vez que el sistema nervioso. Realizar 3 series de 10 repeticiones.

3.De pie, como si fuéramos a dar una patada a un balón, contraemos el suelo pélvico a la vez que hacemos el movimiento de patada y volvemos a la posición inicial. En este ejercicio la contracción de suelo pélvico será más rápida y durante la patada.

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button