Noticias

Dieta y ejercicio, factores para reducir cáncer de colón

MundodeHoy.com .- Una buena dieta y hábitos de ejercicio pueden mejorar las tasas de sobrevida en personas que tienen cáncer de colon, según resultados de un estudio observacional publicados en JAMA Oncology.

“Pacientes con cáncer de colon en etapa III y un estilo de vida considerado, el cual resultó ser similar  a las recomendaciones sobre dieta y ejercicio de la American Cancer Society (ACS), tuvieron un riesgo relativo de muerte 42% más bajo, en comparación a  los que no seguían tal estilo de vida”, manifestaron Erin L. Van Blarigan, doctora en ciencias, de la University of California, en San Francisco, Estados Unidos, y sus colaboradores.

Por otro lado, el Dr. Michael J. Fisch, maestro en salud pública, y sus coautores, exhortaron a los médicos a considerar la enseñanza en torno a la aplicabilidad de las Guías sobre Nutrición y Actividad Física de la ACS para personas que ya padecen cáncer de colon.

Señalan que el nuevo estudio permitirá a los médicos que antes daban consejos vagos sobre dieta y ejercicio, ser más precisos, y recomiendan cinco a seis porciones de frutas y verduras por día, y 150 minutos de ejercicio por semana.

El alto apego a las guías de la American Cancer Society también se relacionó con una reducción absoluta de 9,0% en el riesgo de muerte a los 5 años.

“Hay una demanda por esta clase de información detallada sobre las recomendaciones de estilo de vida para las personas que se han tratado de cáncer de colon, comentó el autor principal del estudio, Dr. Jeffrey A. Meyerhardt, maestro en salud pública, del Dana-Farber Cancer Institute, en Boston, Estados Unidos, en la misma emisión multimedia.

“Esas son preguntas que muchos pacientes hacen; ¿Qué debería comer? ¿Debería hacer ejercicio?'”, destacó el especialista.

MÁS DETALLES DEL ESTUDIO

Para comparar los resultados con base en las elecciones de estilo de vida, los autores del estudio asignaron una puntuación de las recomendaciones de la American Cancer Society a cada paciente participante, con base en una combinación de factores: Índice de masa corporal (IMC), actividad física, e ingesta de verduras, frutas, granos enteros, y carnes rojas y procesadas.

Los investigadores también analizaron las conexiones entre estos factores y la muerte después del cáncer de colon por sí sola.

Informaron que pacientes con un índice de masa corporal de 25,0 a 29,9 tenían menos riesgo de muerte, frente a los que tenían un índice de masa corporal de 30, o más. En comparación con pacientes que se abstenían de alcohol, los bebedores intensos tuvieron un incremento estadísticamente no significativo en el riesgo de muerte, aunque quienes consumían cantidades bajas a moderadas de alcohol mostraron una disminución estadísticamente no significativa en el riesgo de muerte, informaron los autores.

Al parecer, consumir cinco o más porciones de verduras y frutas al día es útil, pero los hallazgos sobre la carne roja y la procesada fueron contrarios a lo que podría esperarse. La baja ingesta de carne roja y procesada después de cáncer de colon se relacionó con un incremento en el riesgo de muerte.

Los autores señalaron las limitaciones de su estudio. Por ejemplo, no pudieron concluir que las asociaciones sean independientes del estilo de vida de un paciente antes del diagnóstico, o que modificar las conductas después del diagnóstico de cáncer pueda lograr estos resultados

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close