Noticias

Nutrición y cáncer de mama

Oncología.mx .- Cada paciente es diferente, por ello, en cuanto a cáncer de mama se debe seguir una dieta personalizada, esto con la ayuda  multidisciplinaria y el diagnóstico del médico oncólogo.


Debido a la radioterapia y quimioterapia el apetito, la deglución y la percepción de los sabores se alteran, además del estado de ánimo. Por ello es que la alimentación y los hábitos de vida saludables son indispensables para combatir los efectos secundarios del tratamiento, además, brindan la oportunidad para disfrutar un momento con los familiares y personas cercanas a las pacientes.

Nutrióloga Guadalupe Herrera Estrada / Foto: Mundo de Hoy 


Dentro del marco del Mes y el Día del Mundial Contra el Cáncer de Mama, Fundación COI organizó el taller Hábitos de nutrición saludable y cáncer de mama, en este espacio, la Nutrióloga Guadalupe Herrera Estrada, compartió con un grupo de pacientes información relevante en relación con la nutrición y aclaró todas sus dudas respecto al tema. 


Explicó que cada dieta depende de la fase del tratamiento, si la paciente se encuentra en remisión o si será sometida a cirugía próximamente, por ejemplo. 

Alejandra Barrón, Directora de Voluntariado de Fundación COI / Foto: Mundo de Hoy 


Desatacó que hay momentos del tratamiento en los que las pacientes tienen síntomas agudos que no les permiten disfrutar de sus alimentos, incluso que se enfrentan a pérdida del apetito, náuseas, vómito y diarrea, por ello, se aconsejan alimentos con texturas fáciles de deglutir, con una temperatura ambiente o fría, emplear utensilios de plástico, sobre todo cubiertos, ya que el sabor metálico provoca malestar en estas etapas tan agudas.


Refirió que se pueden optar por porciones pequeñas a lo largo del día, emplear recipientes visualmente atractivos, y procurar ambientes agradables para favorecer el apetito.


Los líquidos son parte fundamental de la alimentación, previenen la deshidratación y en algunos casos son la opción de las pacientes para ingerir los nutrientes necesarios para sus recuperación y para combatir el cansancio, se puede optar por malteadas o smoothies, también agua de frutas de temporada. 


Como método preventivo, la alimentación puede ser de mucha ayuda, sobre todo si se evita el consumo excesivo de alimentos procesados y ultraprocesados, tener un consumo moderado de alcohol y no fumar. 


La lactancia es importante tanto para el bebé como para la madre, ya que funciona como agente protector contra el cáncer. A través del cuidado de la dieta de cada paciente, se puede buscar cuidar la alimentación familiar, para evitar factores de riesgo como el sobrepeso y la obesidad.


Guadalupe Herrera enfatizó que se deben derribar los mitos en torno a este tema, acercase a los expertos y regresar a la dieta mexicana tradicional, comer productos de temporada e incluir todos los grupos de alimenticios. 


Para finalizar, aconsejó a las pacientes no dejar pasar el desayuno, evitar alimentos con picante, procurar cereales integrales como la avena, el amaranto y el maíz. Compartió que parte del tratamiento incluye a la alimentación, hidratación y actividad física (en la medida de lo posible para cada paciente). Y que el cuidado de la microbiota intestinal ayuda a absorber mejor los nutrientes y cuidar el sistema digestivo. Concluyó el taller informando que la primera barrera de defensa para los seres humanos es una alimentación adecuada. 

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close