Salud

México debe colocar dentro de sus prioridades de agenda pública al Sistema Nacional de Salud

El insuficiente financiamiento al sector salud en México puede llevar a apostar por el robustecimiento financiero de los sistemas estatales; sin embargo, es un arma de doble filo debido a la enorme desigualdad que hay en el país, consideró el director general del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), Héctor Villareal.

Afirmó que si actualmente hay un problema de financiamiento, con las transiciones demográfica y epidemiológica el escenario empeorará. México invierte poco en su sistema de salud y “una crisis como la que estamos viviendo por la COVID-19 nos desnuda de manera tajante”, sostuvo el doctor en Microeconomía Aplicada durante el panel “Reflexiones para una nueva realidad: Sostenibilidad y financiamiento del Sistema Nacional de Salud”, organizado por la Asociación Mexicana de Industrias de Investigación Farmacéutica (AMIIF).

Sobre el Presupuesto de Egresos propuesto para 2021, Villareal sostuvo que el incremento de 1.87% al gasto en salud es muy pequeño, y que la mayor parte se asignó a Pemex, con un alza del 34.6%.

Aseveró que el aumento de 9.1% a la Secretaría de Salud, que incluye un aumento al Fondo de Salud para el Bienestar, obedece más a reacomodos en programas presupuestarios que a recursos nuevos. “Alguien tiene que pagar los servicios de salud, los medicamentos y la atención. Mientras no se reconozca esta verdad vamos a estar con supuestos que nunca se cumplirán”, manifestó.

Villareal sugirió que el financiamiento se puede reforzar con impuestos locales, como la tenencia vehicular y una mayor recaudación por el impuesto predial, y explicó que en otros países los gobiernos subnacionales tienen un rol importante. Argentina, por ejemplo, destina 7 puntos del PIB al gasto en salud y el 10% proviene de la recaudación estatal.

Dijo que, en Francia, un país que destina 9 puntos del PIB al sistema público de salud, una parte importante del financiamiento a salud (más del 40%) proviene de fuentes etiquetadas, y que es un tema que se tiene que discutir en México.

Por su parte, el director de la Facultad de Economía de la Universidad del Mayab, Luis Foncerrada, coincidió con la necesidad de aumentar la recaudación estatal para fortalecer los sistemas de salud estatales.

Imagen webinar AMIIF

“La tenencia desapareció por temas electorales, pero era un impuesto progesivo muy efectivo, porque pagan más los que más tienen. Otra posibilidad por explorar es la recaudación municipal, que se puede hacer en conjunto con la estatal”, aseguró. Además, destacó la importancia de discutir una reforma fiscal el próximo año para generar más recursos al sector salud.

Tras analizar algunas de las variables en la propuesta de Presupuesto de Egresos para 2021, el doctor en Economía advirtió una posible caída en los ingresos públicos hasta por 90,000 millones de pesos, lo que podría implicar mayor déficit o una reducción en el gasto público. Consideró pertinente que México crezca su deuda para contar con más gasto público y más recursos a la salud.

En tanto, la directora del Programa de Derecho y Salud Pública del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), Sofía Charvel, aseguró que la reforma a la Ley General de Salud dejó importantes vacíos que las reglas de operación no podrán resolver por sí mismas, por lo cual es importante seguir conversando el diseño institucional y sus estructuras legales.

Imagen webinar AMIIF

Sobre las reglas del INSABI enumeró algunas deficiencias normativas que dejarán en la indefinición, y más importante aún, con considerables riesgos para el acceso a la salud de millones de personas. “No hay claridad sobre la cobertura universal de los medicamentos y la ley no prevé el tercer nivel de atención médica”. Otro problema, dijo, “será que toda la gente que estaba con seguridad social y que se quedará sin trabajo va a impactar al INSABI y la carga económica será mayor”. Asimismo, mencionó que es importante fortalecer parámetros de calidad de los servicios y asegurar criterios claros para el financiamiento y el direccionamiento de los recursos.

Como conclusión del foro se reiteró que sin financiamiento suficiente, los objetivos y resultados del Sistema Nacional de Salud se pueden ver muy limitados. El Estado mexicano debe colocar dentro de sus prioridades de agenda pública la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud, fundamental para el bienestar y desarrollo de la población. Es indispensable que esa prioridad se refleje en decisiones presupuestales y de finanzas públicas.

Imagen webinar AMIIFTE

Te puede interesar:

Irma Egoavil es nombrada presidenta de AMIIF

En el 3er AMIIF Lab se discutió sobre la investigación de tratamientos para COVID-19

Tags

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close