Entretenimiento

A la Memoria de Horacio Robles.

El día lunes 14 de septiembre del año 2020 en la ciudad de México, falleció Horacio Robles uno de los más destacados realizadores artísticos de la desaparecida Ediciones José G. Cruz.

Horacio Robles nació en la Heroica ciudad de Tlaxiaco, Oaxaca, el 11 de febrero de 1929. Muy joven se inició como fondista ayudando a  José Trinidad Romero en el dibujo de la escenografía de la historieta Santo El enmascarado de plata, publicación creada y editada por José G. Cruz a partir de 1952, elaborada en fotomontaje, técnica que combina dibujo y fotografía inventada y desarrollada por el mismo José G. Cruz cuando realizaba series para el diario de novelas gráficas Pepín.

Horacio que había iniciado como ayudante en la revista de Santo, llegó a ser responsable de la realización de la citada historieta, cuando José T. Romero fue requerido en otras publicaciones.

De hecho al morir Francisco Casillas, veterano director de Ediciones José G. Cruz, Horacio Robles fue designado para ocupar su puesto en la exitosa empresa.

Durante los 30 años de existencia de la editorial (1952-1982) productora de una gran cantidad de revistas, Horacio fue uno de sus más fieles contribuyentes.

Don José G. Cruz le tenía gran aprecio, tanto que llegó a considerarlo su brazo derecho.

En la empresa también colaboraron los hermanos de Horacio, Hugo (fotógrafo), Oliverio y Virginia.

Además de ser responsable de la revista de El enmascarado de plata, Robles también tuvo a su cargo otras producciones en fotomontaje como: La tigresa (con Irma Serrano como protagonista), Apolo (Alfonso Madrigal),  y El Valiente (Mauro de Anda), y Juan sin miedo (esta última personificada por Jesús Gómez).

En 1982, Horacio Robles fue distinguido como el mejor escenógrafo de historieta, recibiendo El Tlacuilo de Oro, estatuilla otorgada por la asociación de historietistas mexicanos denominada el Círculo de Tlacuilos.  

En un documental sobre la historieta mexicana  realizado por la UNAM, Horacio Robles comenta que en ocasiones cuando lo requería la producción de la historieta, el mismo se ponía la máscara del Santo para personificarlo, esto cuando el luchador no podía asistir  las sesiones de fotografía, dadas sus constantes giras a las arenas del país.

Con el cierre de la editora, Horacio Robles incursionó como editor fundando su propia editorial (HOMA acrónimo de Horacio y Manuel) en asociación con don Manuel Flores, produciendo diversas fotonovelas.

Posteriormente con el declive de la industria editorial se dedicó a otra de sus grandes pasiones, la pintura. Participando en varias exposiciones, entre ellas las que organizaba el Jardín del Arte de la calle de Sullivan en la ciudad de México, igualmente su obra fue expuesta en Europa llegando a ser reconocido entre los 300 pintores más destacados del mundo, según nos confían sus familiares.

Descanse en paz Horacio Robles, uno de los pilares artísticos que dignificaron y dieron prestigio internacional a la gran historieta mexicana.

Al maestro Horacio Robles le sobreviven su viuda Cielo Donis Betancourt y sus hijas Cielo y Miriam, a quienes les hacemos llegar nuestras más sinceras condolencias.

Agradecemos a Griselda Cruz, hija de don José G. Cruz, y a los familiares de Horacio Robles,  por el apoyo en las imágenes e información para elaborar la presente publicación.

Muchas gracias por su atención.

Rubén Eduardo Soto Díaz. Director del Museo de la Caricatura y la Historieta “Joaquín Cervantes Bassoco” Anenecuilco, Ayala, Morelos, septiembre 21 de 2020.

Te puede interesar:

Museo Nacional de Arte cierra por posible caso de COVID-19

Tags

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close