Internacional

Es necesario invertir en investigación y desarrollo para afrontar esta pandemia y las futuras

No nos hemos tomado en serio y mucho menos priorizado la prevención, la preparación y la respuesta ante una pandemia. Es la dolorosa conclusión del informe “A World in Disorder”, publicado por la Junta de Monitoreo de la Preparación Global (GPMB), un panel independiente convocado por el Banco Mundial y la Organización Mundial de la Salud. La pandemia de COVID-19 ha revelado nuestras dolencias y omisiones a nivel mundial, que se ven reflejadas en las pérdidas económicas, de salud y humanas que aún no cierran la cuenta.

A pesar de que nunca antes se habían tenido herramientas, conocimientos, recursos y técnicas para hacerle frente a una amenaza de salud como la que vivimos hoy, el impacto del Covid-19 ha sido tal que evidencia la fragilidad de los sistemas de salud, de las economías y las sociedades. Por ello, a través del informe, la junta lanza un fuerte llamado a que no nos demos el lujo de estar desprevenidos ante una próxima pandemia y a apresurarnos a adoptar estas medidas urgentes:

  1. Ejercer liderazgo de manera responsable.
  2. Fomentar el compromiso entre los ciudadanos.
  3. Contar con sistemas nacionales y mundiales de seguridad en salud, que sean sólidos y versátiles.
  4. Invertir de manera continua en materia de prevención y preparación, proporcional a la magnitud de la amenaza que entrañan las pandemias.
  5. Poner en práctica una gobernanza sólida de las medidas de preparación ante emergencias sanitarias en el plano mundial.

Te puede interesar:

Diez innovaciones prometedoras que pueden mejorar la salud mundial

Ya en 2019, GPMB había publicado un el informe “Un mundo en peligro”, en el que advertía sobre los riesgos biológicos que se manifiestan como epidemias y pandemias, y donde compartía siete medidas para aplicarse, algunas, de inmediato, mientras que otras debían considerarse a largo plazo. 

En esta entrega del 2020, se insta a los investigadores, las instituciones de investigación, los financiadores de la investigación, el sector privado, los gobiernos, la Organización Mundial de la Salud y las organizaciones internacionales, a mejorar la coordinación y el apoyo a la investigación y el desarrollo en emergencias sanitarias, y establecer mecanismos sostenibles para garantizar un desarrollo rápido y un acceso equitativo a nuevas vacunas, terapias, diagnósticos e intervenciones no farmacéuticas para emergencias de salud, incluida la capacidad de prueba, fabricación y distribución a gran escala. 

Eventos extraordinarios requieren medidas extraordinarias, coordinadas y con visión en el corto, mediano y largo plazo. Es seguro que no podremos estar a salvo de otro evento como el actual si no podemos manos a la obra. 

El informe completo se puede encontrar en este enlace.

SGR

Te puede interesar:

¿Qué es la inmunología computacional?

¿Qué piensan las personas sobre las vacunas?

Tags

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close