Salud

Cuando se evalúan terapias y tecnologías de salud, ¿en dónde está la voz del paciente?

LaSalud.mx.- Cuando hablamos de salud no nos referimos solo a la ausencia de la enfermedad, sino a un “un estado de bienestar físico, mental y social”. Y ahí la palabra clave es bienestar, porque hablar de bienestar es hablar de la calidad de vida de las personas. Y la calidad de vida va mucho más allá de las mediciones tradicionales de esperanza de vida y causas de muerte.
 
Es cierto que no existe una definición universalmente aceptada del concepto de calidad de vida. Pero todas las definiciones que hay tienen elementos en común: la calidad de vida es subjetiva e involucra múltiples variables clínicas, funcionales y sociales.
 
Por eso el proyecto “Ponderadores Sociales de Salud de México”, es un hito para México, pues por primera vez tenemos datos de la población mexicana para entender qué peso le dan a cinco dimensiones de la calidad de vida relacionadas con la salud:

  1. Movilidad
  2. Cuidado personal
  3. Poder realizar actividades cotidianas
  4. Dolor/malestar
  5. Ansiedad/depresión

Te puede interesar:

OMS pone en marcha campaña para ayudar a 100 millones de personas a dejar el tabaco

Artículos relacionados

¿Por qué importa esta información? En principio porque nos permite dimensionar que la salud no es un estado único (no se está enfermo o se está sano); hay muchos matices intermedios. Solo para ponerlo en perspectiva: la herramienta metodológica que se utilizó para obtener estos ponderadores tienen un espectro que contempla 3125 estados de salud. Eso ya empieza a mostrar las muchas maneras en las que se puede entender “la salud”.
  
Y, en segundo lugar, porque abre la oportunidad para evaluar las tecnologías de salud en México tomando en cuenta lo que le importa al paciente: la calidad de vida relacionada con su salud. Considerar la voz del paciente para evaluar las tecnologías de salud en México era una deuda que como sector salud teníamos para con las y los pacientes mexicanas.  
 
Esto abre la puerta para evaluar tecnologías tomando en cuenta lo que le importa al paciente: la calidad de vida relacionada con su salud.
 
Aquí pueden conocer más acerca de este proyecto y de la historia de los QALYs (quality adjusted life years, por sus siglas en inglés).

Te puede interesar:

Medidas sanitarias individuales y colectivas contribuyen a mantener la pandemia bajo control

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button